2011 Elecciones

Los minoritarios apuestan por la lista más votada para gobernar

  • IU y Ciudadanos consideran que el PA debe quedar fuera del futuro equipo de gobierno · Reyes pide al futuro alcalde que se centre en el día a día de la ciudad · Cano dice que serán la voz del pueblo en el pleno

Comentarios 1

Los partidos minoritarios que tendrán representación municipal a partir del 11 de junio, cuando se conforme la nueva Corporación local, es decir, Izquierda Unida (IU) y Ciudadanos por San Fernando (CxSF,) rechazan la posibilidad de alcanzar un acuerdo de gobierno que implique la presencia del Partido Andalucista (PA). "Ya hemos dicho taxativamente no a un pacto con los andalucistas, lo firmamos y no entra en nuestros planes", asegura el número uno de la lista izquierdista, Pedro Reyes. Concretamente, desechaba la posibilidad de una alianza con el PSOE y el PA, es decir la creación de un tripartito para que Fernando López Gil alcanzara la Alcaldía isleña. En la misma línea se pronunció el líder de Ciudadanos, Javier Cano, que no cree conveniente que los andalucistas vuelvan a ser parte del equipo de gobierno.

Eso implica que el gobierno local lo ostentará en unas semanas el Partido Popular (PP), la lista más votada, "dijimos que debía ser así antes del 22-M", añade Javier Cano. Lo han decidido los ciudadanos, recuerda. De la misma opinión es Reyes, que entiende que es esta formación la que debe dar los pasos necesarios ahora para eso. "Y mucho nos tememos que se llegará a un pacto con el PA para gobernar con mayoría absoluta", reconoció el coordinador local de IU. Para el líder de Ciudadanos eso supondría ir en contra del mensaje que han dejado los isleños en las urnas. "Y puede repercutir en el partido que pacte con ellos", advirtió, aunque también sabe que los populares tienen esa puerta abierta al no haber rechazado esta posibilidad durante la campaña. El representante de IU lo tiene más claro aún: "Estamos descontentos porque el gobierno nuevo será más de lo mismo". Eso desluce en cierta forma su alegría por haber recuperado un espacio en la Corporación Municipal después de doce años fuera (dejó de forma parte de ella tras las elecciones de 1999). La satisfacción por el apoyo ciudadano también se expresa desde las filas de Ciudadanos, que creen que podrían haber tenido un tercer edil con una mayor cobertura mediática y con su presencia en los debates electorales.

El reconocimiento de que debe llegar a la Alcaldía el partido más votado no significa, de cualquier manera, que ambas formaciones vayan a dar su voto al líder popular, José Loaiza. "Seguramente nos votaremos a nosotros mismos", apunta Cano, que mantiene que el PP tiene un número de ediles suficientes para gobernar con comodidad en minoría.

La función ahora de IU pasa por ser la voz del ciudadano en la Corporación, especialmente cuando lleguen los plenos. "Nosotros vamos a seguir escuchando al ciudadano como hasta ahora. Nuestro trabajo ha sido bueno durante cuatro años, a pesar de que los medios de los que disponíamos eran escasos. Ahora, mantendremos este trabajo, pero con más medios", apunta Pedro Reyes. Estarán, insiste, cerca de los vecinos, de las asociaciones. Aunque su intención es conseguir que el reglamento de participación ciudadana se modifique, mejore, no cree esta fuerza política que el futuro equipo de gobierno (previsiblemente del PP, acompañado del PA) vaya a cambiar algo. "No creen en la participación ciudadana, lo han demostrado en el gobierno", lamentó.

Tiene el mismo propósito la nueva formación local, que pretende ser el cauce de comunicación entre la calle y el Pleno, ser igualmente la voz del ciudadano, para que el Ayuntamiento, en la medida de sus posibilidades, "esté al servicio del ciudadano".

Desde la formación izquierdista se demandará al próximo Ayuntamiento que sigan esa línea de trabajo: que escuchen al vecino, "que no gobiernen para el ciudadano, sino con el ciudadano". Deben preocuparse, a juicio de quien tendrá su acta de edil a partir del próximo día 11, por subsanar los problemas del día a día, los que surgen en las barriadas, sus necesidades. Pone un ejemplo: durante la campaña en la barriada Olmo ha vuelto a producirse una nueva filtración de aguas fecales y ninguna fuerza -excepto la suya- se ha acordado de ello. Cuestiones de este tipo y de otra índole sufren en otras zonas, y deben ser atendidas con prioridad, repite. "No se les debe ir la cabeza con los grandes proyectos de los que se ha hablado en estas últimas semanas, planeando -explica- actuaciones en suelos que no son del municipio y por los que habría que hacer un desembolso excesivo".

Ciudadanos por San Fernando considera necesario que se realicen determinados ajustes en la administración, como ya recogía su programa electoral. Empieza desde luego por el recorte del gasto público, en cuestiones innecesarias, por lo que apuesta por realizar estudios de todas las áreas. Además, defienden la modificación de los tributos municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios