Entrevistas

Una imagen insólita de un hospital

l Dicen que la música es la mejor medicina y que cuando se escucha con todo el sentimiento, los males quedan arrinconados. Algo así sucedió esta semana en el hospital de Torrecárdenas. En uno de sus salones, decenas de niños disfrutaban de las notas de una banda en las actividades del 25º aniversario del centro. Si por un sólo segundo, esas notas consiguieron que los pequeños olvidaran precisamente por qué se encuentran en ese lugar, todo el esfuerzo de la delegación de Salud de la Junta, organizadora del evento, habrá merecido la pena. Sin duda, no podrán encontrar mejor satisfacción que la sonrisa en la cara de un niño enfermo. Ojalá ese aniversario se pudiera repetir más a menudo. Conciertos así, engrandecen a quien los protagoniza, tanto público como artistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios