tentativa de atentado

Abatido al intentar acceder a una comisaría en Barcelona al grito de "Alá es grande"

  • Abdelouahab T. era vecino de Cornellà de Llobregat, natural de Argelia pero con DNI español, y sin antecedentes penales.

  • La AN investiga el ataque y los Mossos lo tratan como un atentado terrorista

Comentarios 9

Un hombre ha sido abatido este lunes al intentar acceder a la comisaría de Cornellà de Llobregat (Barcelona) con un cuchillo en la mano y al grito de "Alá es grande", según fuentes policiales.

Según fuentes cercanas al caso, los hechos han ocurrido a las 05:52 de este lunes y el hombre, al entrar en la comisaría ha gritado "Alá es grande" (Allahu Akbar) con un cuchillo en la mano, por lo que el agente responsable del acceso a las dependencias policiales le ha disparado.

El agresor es Abdelouahab Taib, señalan las fuentes, un vecino de Cornellà de Llobregat y contaba con un NIE español, aunque es natural de Argelia.

Fuentes de la investigación han precisado que el hombre muerto en la comisaría de Cornellà había nacido en abril de 1989, y no tenía antecedentes penales.

Regristro de la casa del hombre abatido

Varios mossos custodian la puerta del domicilio del ciudadano abatido en la comisaría de Cornellà. Varios mossos custodian la puerta del domicilio del ciudadano abatido en la comisaría de Cornellà.

Varios mossos custodian la puerta del domicilio del ciudadano abatido en la comisaría de Cornellà.

Los Mossos d'Esquadra están registrando la casa en la que vivía el hombre abatido. Según fuentes policiales.

La mossa y el sargento jefe de turno, que estaba en un despacho contiguo, le han pedido que depusiera su actitud, si bien el hombre se ha abalanzado sobre la agente, momento en el que los policías han abierto fuego y le han abatido.

La AN investiga el ataque a la comisaría

La Audiencia Nacional (AN) ha abierto una investigación sobre el ataque a la comisaría de Cornellà. Fuentes de este tribunal han confirmado que el titular del juzgado de instrucción número 2 de la AN, Ismael Moreno, que estaba de guardia cuando ocurrió el ataque, se ha hecho cargo de la investigación y ha incoado diligencias previas para dilucidar los hechos.

Los Mossos d'Esquadra tratan por el momento como un "atentado terrorista" el ataque en su comisaría de Cornellà, en el que un hombre se abalanzó contra una agente con una voluntad "claramente homicida".

Así lo ha indicado en rueda de prensa el comisario Rafael Comes, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central, uno de los número 2 de los Mossos, que ha resaltado que por el momento no les consta ninguna vinculación entre el asaltante y la célula terrorista que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona).

El comisario ha asegurado que por ahora investigan los hechos como un "atentado terrorista" porque han sido "extremadamente graves", ya que el hombre ha entrado con una "voluntad claramente homicida y predeterminada para agredir a la agente y acabar con su vida", ante lo que la policía ha utilizado su arma de fuego para salvar su integridad.

Rafael Comas, comisario de los Mossos d'Esquadra. Rafael Comas, comisario de los Mossos d'Esquadra.

Rafael Comas, comisario de los Mossos d'Esquadra. / EP

Investigan la motivación de los hechos

La policía autonómica catalana está investigando la motivación de los hechos. Según ha explicado el cuerpo policial en Twitter, están investigando los hechos para "determinar las circunstancias exactas y también para determinar la motivación de los mismos".

Los Mossos han acordonado la comisaría en la que se ha producido el ataque, situada en la calle de la Travessera, número 11.

Los Mossos d'Esquadra han convocado una rueda de prensa para dar más detalles de lo ocurrido.

Pistolas eléctricas y mamparas

El Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) pide que la Generalitat dote con pistolas eléctricas a todos los agentes de los Mossos d'Esquadra y que las comisarías dispongan de armas largas y mantengan las mamparas de protección, tras el ataque en la comisaría de Cornellà.

El portavoz del SPC, David Miquel, ha pedido al conseller de Interior, Miquel Buch, que adopte medidas urgentes para garantizar la seguridad de los agentes y de las comisarías, y ha afirmado que si se hubiese entregado una pistola eléctrica a todos los mossos el hombre podría haber sido detenido, en vez de abatido.

Además, ha indicado que el ataque sufrido en Cornellà demuestra que no están justificadas las "reticencias" con las que la dirección general de la policía ve la petición sindical de dotar con armas largas a las comisarías de los Mossos d'Esquadra, ya que no es un "capricho" de los agentes, sino una herramienta básica para la seguridad.

En este sentido, el portavoz sindical también ha pedido a la consellería de Interior que rectifique su intención de retirar las mamparas de protección en las comisarías de los Mossos d'Esquadra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios