España

Una presa etarra completará en libertad un tratamiento de fertilidad

  • Elena Beloki, dirigente del aparato internacional de la banda y condenada a 13 años de cárcel, salió en junio de prisión y la AVT alerta del riesgo de fuga

Comentarios 1

La etarra Elena Beloki seguirá en libertad pese a su condena de 13 años de prisión como dirigente de Xaki, el aparato internacional de ETA. La Audiencia Nacional ha decidido, en contra del criterio de la Fiscalía y de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que pueda completar fuera de prisión el tratamiento de fecundidad al que se está sometiendo en un hospital de San Sebastián desde el pasado 30 de junio.

La sección tercera de la Sala de lo Penal, presidida por el juez Alfonso Guevara e integrada también por los magistrados Guillermo Ruiz Polanco y Ángeles Barreiro, decidió dejar a Beloki en la calle tras recibir el informe de la Guardia Civil en el que se confirma que desde que fue puesta en libertad, Beloki no ha cambiado de domicilio y ha cumplido todas las medidas cautelares que le fueron impuestas. Junto con el informe que confirma que la etarra cumple con sus obligaciones judiciales, también hay otro, emitido por la clínica Quirón de San Sebastián, que señala que también cumple con sus obligaciones médicas y que ha acudido a todas las consultas asignadas.

Dos informes que fueron determinantes para que la Audiencia decidiera mantener a Beloki en libertad. Tras la celebración de la vistilla, que apenas duró 30 minutos, el tribunal decidió notificar ayer in voce su resolución a la etarra y a su abogada, Jone Goirizelaia, para que "la afectada la conociera en primer lugar y evitar de esta forma filtraciones y presiones por parte de los medios de comunicación".

Una decisión adoptada en contra de la Fiscalía y de la AVT, que pidió que Beloki vuelva a al cárcel porque ya ha transcurrido el tiempo necesario para recibir la asistencia médica. Tanto la fiscal Dolores Delgado como el letrado de la AVT, Juan Carlos Rodríguez Segura, solicitaron el encarcelamiento de la etarra, al entender que en su situación de libertad existe riesgo de fuga y la posibilidad de que cometa una reiteración delictiva. Ambas partes también defendieron que la etarra podría someterse al tratamiento de fecundidad desde la cárcel.

Beloki fue condenada a 13 años de cárcel en diciembre del año pasado como responsable de comunicación del aparato internacional de ETA. Tras pasar por cuatro cárceles, Soto del Real (Madrid), Castellón, Villena (Alicante) y Nanclares de Oca (Álava), salió en libertad en junio para someterse a un tratamiento de fertilidad. La etarra tuvo que depositar una fianza de 6.000 euros y tiene la obligación de presentarse en el juzgado más próximo a su domicilio cada 15 días.

El auto de la Audiencia que la dejaba en libertada se basaba en un informe facultativo que apelaba tanto a la "disponibilidad clínica de la solicitante durante el tratamiento" como a la necesidad de que pudiera reunir "unas condiciones psicológicas adecuadas, entre las que no se encuentra la actual situación de privación de libertad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios