Equisur 2014

El caballo español, en busca del orgullo perdido

  • El último Pura Raza Español convertido en Campeón de Campeones en Equisur fue 'Nazareno', un bonito caballo blanco de Fermín Bohórquez. Esto fue en 2007, cuando la economía quebró

Comentarios 1

No siempre lo más grande y numeroso es lo mejor. Un ejemplo es el concurso morfológico de razas equinas que desde hace casi medio siglo se celebra en Jerez. Equisur nunca ha sido un encuentro multitudinario, sus instalaciones son limitadas y además tiene otras desventajas, como la fecha. La coincidencia con la Feria del Caballo hace que el alojamiento en la ciudad se encarezca, lo que por otra parte se convierte en un filtro de selección, como así viene siendo desde hace cuarenta y siete años.

El ganado que participa en Equisur está seleccionado de entre lo mejor de lo mejor. A partir del jueves de Feria los caballos de las mejores ganaderías de las diferentes razas equinas (española, árabe, angloárabe e hispanoárabe) lucirán palmito delante de los jueces en un intento de convertirse el domingo en el Campeón de Campeones, el prestigioso premio que se concede al caballo más bonito de entre los más bonitos de cada raza. La organización del certamen espera rozar este año los doscientos ejemplares (la recepción de animales aún sigue abierta), lo que supone una continuidad en su historia, pues mientras el calendario nacional del concurso de belleza ha visto caer a decenas de concursos que han nacido al amparo del boom económico, Jerez se ha mantenido en una posición conservadora, estable, en una cita en la que quieren estar los mejores ganaderos de España.

El premio Campeón de Campeones pretende, entre otros aspectos, poner de manifiesto las mejoras que año tras año se van introduciendo en las razas equinas y sus productos, contribuyendo así al fomento y a la expansión ganadera. No solo eso, con el concurso de belleza equina se estimula al ganadero en los procesos de selección y se contribuye a promocionar las razas de más alto interés, destacando a las ganaderías que han alcanzado mejores índices de selección.

Y llegados a este punto, ¿quién es el alumno más aventajado de la clase? Hay que remontarse hasta 2007 para encontrar un Pura Raza Española defendiendo con orgullo el premio Campeón de Campeones. Fue 'Nazareno', un bello tordo de Fermín Bohórquez. En plena caída libre de la imagen y la cría del PRE, el caballo de raza hispanoárabe, un perfecto híbrido entre el Pura Raza Española y el Pura Raza Árabe, se ha hecho con el hueco que ha dejado el caballo ibérico. En 2013, 'Grullo', un hispanoárabe de Jerez, fue el más bello de Equisur. En 2012, otro hispanoárabe, 'Incauto', tampoco dejó opciones. En 2011, el más guapo de la Feria fue el árabe de Nicolás Domecq, 'Envite'. Otro hispanoárabe, 'Ansarito', fue el orgullo de la raza en 2010. En 2009, otro caballo árabe y en 2008, otro caballo árabe. Es hora de que el caballo español se levante, se sacuda el polvo que el cemento de la corrupción urbanística ha depositado sobre su histórico lomo y comience a galopar hacia el pedestal en el que la historia española lo dejó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios