La crónica del alumbrado

La fiesta gana un día

  • La iniciativa de inaugurar la Feria del Caballo el sábado en lugar del domingo fue todo un éxito. Llenazo en el Real del González Hontoria en la noche del alumbrado.

Comentarios 2

LA Feria del Caballo volvió ayer a iluminarse, anunciando una semana de fiesta grande en la ciudad. Desde el mediodía y sobre todo a partir de las ocho de la tarde, en el Real del González Hontoria se comenzó a 'cocer' una primera jornada de Feria que bien mereció el aplauso. Ambientazo en toda regla que transformó lo que era una iniciativa 'pionera' en un deseo para próximas ediciones.

Que el primer día de sevillanas y farolillos fuera el sábado, y además en un puente festivo, propició que se vieran más turistas de lo normal en el primer día de alumbrado. "¿Dónde se encienden las luces?", preguntó un despistado turista cuando aún quedaban un par de horas para el momento del 'botón'. "¿En toda la Feria? ¡Ah! Pues estupendo entonces", dijo al conocer que no tenía que acudir a un punto exacto. Muchas cámaras, muchos 'paloselfie' y muchos globos en este pistoletazo de salida.

El lleno en la zona de los cacharritos sorprendió también a más de uno, con colas de niños para subir al tren de la escoba y canguros con pocos asientos vacíos en sus viajes. Todo estaba listo para la primera tarde de juegos, en la que sólo se remataron con 'cristasol' algunos cristales de las grúas de los peluches.

El tiempo acompañó durante todo el día y en la noche no resultó desagradable la manga larga. El albero excesivamente mojado (había charcos en algunos tramos) provocó que más de uno se llenara los zapatos de barro, pero en general el ambiente fue bueno y familiar.

1.160.602 puntos de luz iluminaron la primera noche de Feria con 366.331 puntos led, 52 pórticos dobles, 206 arcos, 15 guirnaldas y 103 proyectores. "Estoy viendo buena acogida, la misma que palpé cuando hace unos meses comenzamos a preguntar a los distintos sectores implicados si adelantábamos la inauguración al sábado. La verdad es que es un acierto que podamos disfrutar de dos fines de semana, y este año además con un puente", declaró la alcaldesa, Mamen Sánchez, quien añadió que "se les hace un honor a las mujeres dedicarle esta edición. Ya era hora".

El punto negativo de la jornada lo puso la protesta de los sindicatos SIP y CGT, que comenzó en la portada de la Feria y se trasladó al templete municipal justo en el momento en el que la alcaldesa y miembros del Consejo Local de la Mujer pulsaban el botón del tradicional encendido. Gritos de "fuera", "alcaldesa dimisión" y "los romanos ya están aquí" fueron durante unos minutos los protagonistas de la inauguración, aunque la pequeña concentración se disolvió poco después del acto institucional.

Aunque no consiguió perturbar el alumbrado, la regidora socialista sí que lamentó que "desgraciadamente en Jerez hay mucha gente en paro, deseando trabajar al menos 37,5 horas. Ellos -en referencia a los trabajadores municipales que se manifestaron- tienen la oportunidad de cumplir la ley, no quiero decir nada más". "Nos tiene que preocupar aquellos que no puedan traer a sus niños muchos días porque no tienen dinero. Los que tienen ya su funcionariado cogido, lo único que tienen que hacer es cumplir lo que dice la ley en el trabajo. Creo que se describen por sí solos", subrayó Sánchez. Acompañada por su equipo de gobierno y miembros de la oposición durante el acto de inauguración, la alcaldesa concluyó que "nosotros nos vamos a preocupar por conseguir que Jerez sea una ciudad que prospere. Pensemos más en los que necesitan un empleo, que no en los que ya lo tienen para toda la vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios