Fernando Romero bailaor

"Oficios como el de maestro y coreógrafo deben respetarse"

  • "Ponerle le pondría más días, que fuesen ediciones mucho más largas, ha sido siempre una apuesta muy honrada"

-¿Qué le pone y qué le quita al Festival de Jerez?

-Ponerle le pondría más días, que fuesen ediciones mucho más largas. A mí es que el Festival de Jerez me pareció siempre una apuesta muy honrada y que descentraliza un poco el flamenco de ese centro neurálgico que es Sevilla. Deberían existir más Festivales como el de Jerez repartidos por el entorno nacional.

-¿Recuerda el sitio más extraño en el que actuó?

-Ha habido muchos, pero habría que remontarse bastante. Recuerdo haber bailado en un barco, en un carro en marcha o una discoteca.

-¿Quién tiene más compás Rajoy o Zapatero?

-Ninguno de los dos, los dos están faltal.

-¿Qué palo da más palo?

-Yo creo que la ignorancia. La gente que desea saber pero no saben y otros que saben pero ni enseñan ni dicen la verdad de las cosas. Eso lo que hace es empeorar todo.

-¿Qué le da más miedo los aviones o la crisis?

-A mí los aviones, tengo aerofobia de viajar mucho, pero bueno, ahora mismo también me da miedo la crisis porque estamos viviendo situaciones duras, sobre todo para los artistas.

-¿Con quién se parte la camisa Fernando Romero?

-Con mucha gente y muchos artistas, no ya sólo de flamenco. Me la parto con todo el que sea valiente y tenga una apuesta digna y honrada.

-Doctor Romero, ¿qué diagnóstico presenta el baile y el flamenco actualmente?

-En el baile hay mucho desconocimiento porque en este país están desapareciendo dos oficios muy antiguos, por mor de eso que se llama globalización. Uno es el oficio de maestro, que está en desuso, nadie acude a un maestro, y otro el del coreógrafo, una persona necesaria pero a la que tampoco se respeta.

-Si hubiera Oscars en el mundo del flamenco o la danza, ¿quién cree que debería haberlo recibido ya?

-Si se lo doy a alguien se lo quito a otro, pero bueno, hay mucha gente que se lo merece, aunque no me atrevería a decir ninguno.

-¿Quién da más el cante en el flamenco actual?

-(Risas) Hay mucha gente, pero yo creo que sobre todo los políticos, ya sean de un lado o de otro.

-¿Con quién soñaba con marcarse un paso a dos?

-Con mucha gente. Soñé con Manolo Marín y ya me lo doy, y también con José Antonio, que precisamente hemos hecho un proyecto para la Bienal. Hay mucha gente que tengo en mente, pero poco a poco se conseguirá.

-¿Usted es más artista de Actimel que de oloroso? ¿Se cuida usted mucho?

-Me suelo cuidar porque cuando te viene una lesión te das cuenta de que hay que cuidarse y más en una profesión como el baile.

-¿Cómo se realiza en su ambiente doméstico? ¿A qué dedica el tiempo libre?

-Del poco que me queda hago cosas en la casa, porque me obligan (risas) y son inevitables. También me gusta escuchar mucha música.

-¿De qué va Fernando Romero por la vida?

-De currante, de una persona trabajadora y que se encierra en su estudio por la mañana y no sale hasta por la noche.

-De no haber sido artista en esta vida, ¿qué otra opción habría elegido?

-Me siento muy identificado y tengo mucha simpatía con el cuerpo de bomberos, es una profesión muy interesante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios