Calidad de vida

Trucos para paliar la falta de calcio: más lácteos y pescados

  • Con el paso de los años el cuerpo va perdiendo la capacidad de absorber calcio

  • Alimentos como la dorada, el bacalao o el atún ayudan a remitir la carencia

El salmón es uno de los pescados que contiene una gran cantidad de calcio. El salmón es uno de los pescados que contiene una gran cantidad de calcio.

El salmón es uno de los pescados que contiene una gran cantidad de calcio.

Cumplir años supone además de un cambio físico visible y medible, otros cambios que se efectúan desde el interior del cuerpo de los que apenas se es consciente. La pérdida de calcio en los huesos es uno de los síntomas más recurrentes en personas de edad avanzada. El calcio es necesario para que el corazón, los músculos y las terminaciones nerviosas funcionen debidamente, y también tiene una alta incidencia en la coagulación de la sangre. Además, es un componente esencial en nuestros dientes y en el desarrollo de las neuronas. Una falta de calcio considerable contribuye al desarrollo de osteoporosis, una enfermedad que provoca la pérdida de calidad de los huesos, haciendo que estos se vuelvan más frágiles debido a una disminución de la densidad de la masa ósea.

Para saber qué cantidad de calcio necesita el cuerpo, es necesario saber en qué franja de edad se está, además de conocer otras circunstancias que contribuyen a que estas cifras vayan cambiando. A nivel general, un adolescente necesita unos 1.300 miligramos de calcio al día, mientras que un adulto con edad comprendida entre los 19 y los 70 años necesita 1.200. En el caso de las mujeres, la cifra es algo superior y bajo determinadas circunstancias éste puede aumentar en unos 100 miligramos más, como en el caso de estar embarazada.

Aunque la falta de calcio es una dolencia compleja de detectar, ya que sus síntomas no se manifiestan de forma contínua, existen algunos síntomas esenciales con los que se puede medir que el cuerpo está teniendo problemas con la absorción de este mineral. Uno de ellos es el estado de ánimo, si sientes que estás molesto o irritado con frecuencia y esto se une a una falta de sueño, es probable que estés falto de calcio. Otros síntomas pueden ser los calambres o espasmos musculares, las roturas de huesos, entumecimiento o escozor en los dedos, piel que escamada y seca o uñas que se parten con facilidad. Si todo esto se da el cuerpo está enviando un mensaje claro. Un estado de salud frágil, por el que constantemente se enferma también denota cierta falta de calcio. A eso añadir una dentadura débil, así como trastornos capilares que incluyan una caída excesiva del cabello.

Las mujeres embarazadas necesitan tomar una cantidad de calcio superior a la de la media

Para evitar esta falta de calcio, la clave está en compensarlo con una buena alimentación. Al margen de los lácteos (queso, leche, yogures), otros muchos alimentos pueden ayudar a paliar la falta de calcio. El pescado es una fuente rebosante de este mineral, sobre todo el jurel, la sardina, el bacalao salado, el besugo, la dorada y el atún. Además de estos, los frutos secos (las que más las almendras, seguidas de las avellanas), las verduras de hoja verde, las legumbres y el huevo, en su mayoría, en la clara.

Por el contrario, hay algunos hábitos alimenticios que consiguen el efecto contrario: robar calcio. En este caso el exceso de proteínas (muy presentes en la carne), de fósforo, de fibra o de sal en las comidas hará que tus carencias sean aún mayores.

Incorporando estos alimentos a una dieta rica y saludable, la falta de calcio remitirá y se evitarán males mayores. Si se desea añadir un extra, debes tener en cuenta qué otros muchos factores favorecen su absorción como el caso de los ácidos, la lactosa y la vitamina D. Así mismo existen productos en el mercado creados para ayudar a absorber las cantidades necesarias de calcio según nuestra necesidad.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios