Jerez

"Andalucía es el paraíso soñado por los extranjeros"

  • La periodista japonesa hace balance del flamenco y sus años de vida en España

- Kyoko Shikaze se enamoró de España hace 22 años. En 1986 vio una actuación en directo de Antonio Gades en Tokyo y decidió que tenía que conocer nuestro país. A finales de ese año se apuntó a un viaje organizado y recorrió Madrid, Sevilla, Granada, Cádiz... En septiembre de 1987 se traslada a Sevilla y allí establece su nueva vida. Deja su trabajo y se convierte en corresponsal en España de la revista 'Paseo Flamenco', con la que ya colaboraba anteriormente.

- ¿Cuáles fueron sus primeros pasos en España?

- Lo primero que hice fue aprender español y ver mucho flamenco en directo, porque entonces no había demasiadas actuaciones en Japón. Me fui a Madrid para perfeccionar el idiomay luego regresé. Empecé a escribir más en serio en esta revista como colaboradora, y ya llevo 18 años como corresponsal.

-¿Por qué eligió Andalucía para vivir?

- Porque fue aquí donde nació el flamenco y yo me enamoré del flamenco. Por eso vine. Pero no sólo me he quedado en Sevilla, también he visitado mucho Jerez, de hecho iba todos los meses.

- ¿Cuándo nació 'Paseo Flamenco'?

- Pues ya hace 24 años. Empezó con 200 ejemplares, que eran fotocopias, y ahora ya vamos por los 15.000. Se escribe en japonés y sólo se vende allí. Bueno, aquí se puede encontrar en ciertos establecimientos. Por ahora no la hemos traducido al español.

- Es decir, que no podemos pensar que el interés de los japoneses por el flamenco es algo nuevo.

- Para nada. Ya antes de la II Guerra Mundial iban artistas a Japón. Es decir, que ya gustaba entonces.

- ¿Ha pensado alguna vez en venirse a vivir a Jerez?

- Sí. La verdad es que lo he pensado en varias ocasiones, además, tengo muchas amigas ahí.

- ¿Qué es lo que engancha de Andalucía?

- Pues la verdad es que Andalucía y Japón tienen muchas diferencias y varias cosas en común. Los japoneses son como muy reservados, más serios que los andaluces. Esa forma de ser tan distinta se nota y gusta. Creo que lo que tenemos en común es el amor por la cultura, lo que se siente. Además, creo que el flamenco tiene muchas influencias de Oriente. Andalucía es el paraíso soñado por los extranjeros. La imagen de esta región no engaña, es decir, lo que conocemos es lo que hay luego en realidad.

- ¿Se siente aquí como en su casa?

- Irremediablemente echo cosas de menos de mi país: mi familia, algunas comidas, e incluso algo tan curioso como los balnearios, tan comunes allí. Cuando voy allí echo mucho de menos España, y cuando estoy aquí, echo de menos algunas cosas de allí. Mi familia hace mucho tiempo que no viene, y es que, son tantas horas de avión que a mi madre no le hace mucha gracia (ríe). Y una de las cosas que más me gusta de aquí es conocer a la gente del barrio y tomarte una cervecita en las terrazas.

- ¿A qué cosa le ha costado más acostumbrarse?

- A la impuntualidad. Aunque creo que ya cada vez hay menos. Pero eso de que un concierto tenga previsto empezar a las nueve, y luego empiece a las diez... Aunque insisto, creo que la gente ya no es tan impuntual.

- ¿Cuáles son los puntos débiles de Andalucía?

- No sé... Creo que en el aspecto cultural, ninguno. Tiene muy buena imagen fuera.

- ¿Y para los que vivimos aquí?

- Oh, sí. Yo creo que habría que cuidar más el flamenco. Es como el aire que respiramos. Como está tan cerca, parece que no se le echa cuenta. El flamenco tiene la capacidad de comunicar muchas cosas, muchos sentimientos. Transmite.

- Además de corresponsal de la revista, ¿tiene otros proyectos entre manos?

-Sí, estoy haciendo el doctorado en la Universidad de Sevilla y un trabajo de investigación sobre las historias de flamenco en Japón. Además, he montado, hace dos años, con otras socias, una empresa de producción y coordinación de artistas flamencos que se llama 'La ofisina'.

- En todos estos años en España, ¿ha visto horas bajas del flamenco?

- No. El flamenco nunca acaba.

Casa de citas

"La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar". T. Chalmers

La página de arte de Bernardo Palomo se centra esta semana en la exposición de María Eugenia Heras, que se muestra en la Galería Belén. "Una joven pintora que hace cosas imposibles y que tiene una habilidad impresionante para pintar la realidad", comenta el crítico de arte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios