Asociación de Personas Sordas de Jerez (Apesorje) prepara su 50 aniversario “Aún hay barreras que tirar”

  • La entidad ya prepara las actividades con fuerte protagonismo a la reivindicación

El presidente Pedro Jesús Vega (en el centro) con socios de la asociación, días atrás. El presidente Pedro Jesús Vega (en el centro) con socios de la asociación, días atrás.

El presidente Pedro Jesús Vega (en el centro) con socios de la asociación, días atrás. / Pascual

En noviembre de 1970 nació la Asociación de Personas Sordas de Jerez (Apesorje) en un local de la calle Caballeros. No fue fácil llegar a ese 18 de noviembre, como tan poco ha sido un camino de rosas casi tocar ya los 50 años de vida. El tesón de la dirección de la asociación, así como el apoyo de los socios han permitido que Apesorje esté preparando un año cargado de actividades y de reivindicaciones.

Ana Ruiz, presidenta de la comisión del 50 aniversario de la asociación, subraya que “ahora estamos preparando el programa, ultimando los detalles para 2020. Llevamos luchando muchísimos años por las barreras de comunicación para eliminarlas”. “Actualmente hay barreras en el ámbito educativo, sanitario, en el político, social... Sigue habiendo problemas. Continuamos trabajando y el próximo año queremos que sea una llamada para presentarnos”, declara Ruiz.

La presidenta de la comisión añade que “queremos que conozcan el perfil de las personas sordas, de los trabajadores, de la comunidad sorda y presentarnos ante la sociedad. Queremos celebrar pero al mismo también reivindicar. Reivindicar los derechos de las personas sordas”.

Ruiz remarca que “estamos haciendo de todo, pero le damos mucha importancia a la sensibilización. Continuamos trabajando con los agentes de desarrollo de la comunidad sorda (Adecosor) y vamos a muchos colegios públicos para que los niños y jóvenes conozcan la lengua de signos”.

“Llevamos muchos años pero hemos estado poco visibles. Queremos integrarnos, queremos el 50 aniversario sea una llamada. Tenemos una discapacidad sensorial simplemente. Lo único que no podemos es oír y tenemos barreras que cuestan tirar. Pero ahí estamos, luchando”, pone en valor Ruiz.

El presidente de Apesorje, Pedro Jesús Vega, recuerda el día que comenzó a andar oficialmente la asociación. “Por aquel entonces tenía el nombre de ‘Asociación de Sordomudos Nuestra Señora de la Merced’. Acudió a la cita el presidente de la Federación Nacional de Sordos de España, Juan Luis Marroquín, quien me autorizó a ser presidente, aunque sólo tenía 22 años, y los estatutos estipulaban que debía superar los 24”, recuerda con amplia sonrisa.

Han estado en la calle Ponce, en la barriada de La Asunción, en Pescadería Vieja... La actual sede la compraron pidiendo un préstamo, pero las necesidades del colectivo superan los metros cuadrados del local (calle Santo Domingo, 6 bajo): “Dentro de la asociación principal han surgido más asociaciones, como la de mujeres, jóvenes, el club de deporte, los vecinos protestan... Necesitamos cambiar”.

“Estuve en un colegio de Málaga, La Purísima, y con 8 años íbamos a visitar locales, inauguraciones, yo no entendía mucho, era muy pequeño. Pero nos decían que las asociaciones eran muy importantes para ayudar a las personas. Cuando me vine aquí tenía el espíritu de fundar una asociación y la semilla se plantó en el colegio. Estoy muy orgulloso de alcanzar los 50 años, gracias al trabajo diario, al apoyo de los socios y los trabajadores. Estoy muy feliz”, declara el presidente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios