Jerez

Asaja denuncia las pérdidas de los regantes provocadas por el incendio de Las Majadillas

La organización agraria Asaja-Cádiz se hace eco del nerviosismo y la preocupación de los regantes del Guadalcacín por las pérdidas derivadas del incendio registrado en febrero de la subestación eléctrica de Las Majadillas -de la que se nutren las siete estaciones de bombeo de la zona regable-, sin que cuatro meses después haya aún una solución definitiva al problema.

"Se han registrado pérdidas en el tomate para la industria y los agricultores ven peligrar otros cultivos que están en el campo y la próxima campaña", alerta Asaja en un comunicado, en el que denuncia la falta de información y transparencia en la gestión del problema por parte de la comunidad del Guadalcacín.

Muchos de los afectados han trasladado sus quejas a la organización agraria, que reclama una "solución urgente" y que "cesen los apaños" tras la comunicación a los regantes de los acuerdos adoptados por la junta de la comunidad, en la que informa de la limitación del suministro y de otras posibles medidas restrictivas ante la previsión de que la reparación de la subestación se prolongue hasta final de la campaña.

En su nota, Asaja señala que "los agricultores consideran que el caudal acordado por la junta les devuelve a tiempos antiguos y es insuficiente para sacar adelante una de las zonas más productivas de la provincia y que cuenta con 11.500 hectáreas".

En este sentido, la patronal agraria dice no entender "cómo cuatro meses después del incendio sigue sin haber una solución definitiva encima de la mesa que disipe la incertidumbre de los regantes, que ven cómo se pierden los cultivos y los contratos con la industria, sin saber siquiera cuánto tiempo resta para que se ponga fin a esta situación".

Asaja denuncia la "falta de eficiencia y de comunicación responsable" por parte de la comunidad, requisitos que considera indispensable para que los agricultores tomen decisiones empresariales sin poner en riesgo sus clientes, cultivos y patrimonio.

"No se pueden perder las cosechas y las expectativas" de los agricultores, indica Cristóbal Cantos, secretario general de Asaja-Cádiz, quien recuerda que en la zona hay cultivos tecnológicos muy avanzados y caros que requieren una dotación de agua suficiente para salir adelante. Sin embargo, prosigue Cantos, los regantes tomaron la decisión de sembrarlos sin tener conocimiento de las limitaciones de caudal, información que, asegura, han recibido tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios