Jerez

El Ayuntamiento dará 2.400 euros este año y el próximo a cada hermandad

  • Es la cifra que recibirán las más beneficiadas por un convenio que las cofradías firmarán individualmente y no de forma colectiva

El asunto de la subvención municipal a las hermandades, que hasta ahora se regulaba mediante un convenio suscrito con la Unión de Hermandades y que se encontraba estancado, parece que ha encontrado una solución que pasa por que cada cofradía firme el suyo de forma individual para así salvar los inconvenientes administrativos y legales, ajustándose a la ley de subvenciones, que impedían abonar la subvención, que en total importa unos 109.000 euros. Los hermanos mayores recibieron en la noche del martes, en un Pleno, los convenios que deberán firmar de forma independiente cada una de ellas para poder percibir las ayudas municipales en materia de caridad y patrimonio.

De media, cada hermandad percibirá unos 2.400 euros las que más, ayudas que se corresponden con la pendiente de este año y la de 2015. El Pleno fue convocado exclusivamente para abordar este asunto e intentar zanjar el capítulo pendiente de la recepción de esas cantidades enmarcadas en el convenio marco que suscribió la Unión de Hermandades con el Consistorio. Recordar que esta fórmula surgió como consecuencia de la decisión de que fuera la Unión de Hermandades la encargada de montar la Carrera Oficial. De esta forma, cada hermandad deberá firmarlos y entregarlos en el Consejo antes del 31 de diciembre para poder percibir las cantidades asignadas, se supone que la primera será la correspondiente al año en curso.

El Consejo emitió un escueto comunicado, tras la sesión plenaria, en la que únicamente señala que los hermanos mayores "han sido informados de las pautas a seguir para la entrega de la subvención que concede el Ayuntamiento de Jerez a las hermandades de su ciudad. Las partidas económicas entregadas de manera individual por parte del Ayuntamiento a cada hermandad, quedan reflejadas en sus respectivos convenios" y finaliza, en un tono más bien reivindicativo, diciendo que "esta aportación supone una cantidad mínima en comparación con el montante destinado a obras asistenciales y de conservación patrimonial que sufragan nuestras hermandades y cofradías", algo que suena a perogrullada ya que evidentemente es algo sabido tanto por el gobierno local que da las ayudas como por los cofrades; y no cabe duda que también por gran parte de la ciudadanía.

Otras fuentes consultadas, como no podía ser de otra forma ante la evidencia de la escasa información 'oficial' emitida, las hermandades deberán aportar certificados de Hacienda y de la Seguridad Social en caso de tener algún empleado. Asimismo deberán entregar los justificantes que avalen el destino de las cantidades establecidas en las subvenciones tanto en acción social o caridad como en inversión patrimonial. Siguiendo esta pauta se cumplirá con el procedimiento establecido por la ley de subvenciones públicas, salvando así la situación creada cuando hace meses ya se avisó desde los servicios administrativos municipales de que no se podría hacer efectiva la subvención exclusivamente a la Unión de Hermandades, sólo a cada cofradía y con los correspondientes justificantes de haber efectuado cada una de ellas la inversión en lo estipulado en el convenio. Tras varias idas y venidas del presidente intentando solventar la situación, sin conseguirlo, al final la fórmula adecuada y legal es la de los acuerdos individuales.

Según las cuentas, contrastadas con algunas corporaciones, antes de la pasada Semana Santa las cofradías recibieron de la Unión de Hermandades, a cuenta de la derrama anual, 2.500 euros y 2.000 más pasada la celebración. En total, el Consejo ha repartido a cada hermandad que pasó por la Carrera Oficial 4.500 euros por la venta de palcos y sillas, cifra que pasará los 6 mil gracias a la ayuda municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios