Jerez

"Dolía ver cómo se derrumbaba la barriada"

  • DIEZ PREGUNTAS A... Francisco Soto (presidente de la asociación de vecinos de La Asunción)

Francisco Soto es el presidente de la asociación de vecinos de La Asunción desde 2004, cuando suplió en el cargo al conocido Eduardo Ordóñez. En la actualidad tiene 59 años y trabaja como ordenanza, tras haber sido antes empleado de artes gráficas.

-¿De dónde le viene a usted su vocación vecinal?

- Hubo un tiempo en que la barriada estuvo muy abandonada. Un grupo de personas decidimos ponernos a trabajar por ella. Vivo en la barriada desde que tenía cinco años y me dolía que se estuviera viniendo abajo. Las cubiertas de los bloques estaban muy mal, había hasta familias desalojadas porque se habían caído los techos. El principal problema radicaba en que a la barriada no se le daba un 'lavaíto' de cara desde 1984.

-¿Cuál es la queja más común de los vecinos de su zona?

- La mayor queja es que cuando llueve aún hay pisos que padecen problemas. Además, hay vecinos sin la documentación en regla y sin papeles no se puede arreglar absolutamente nada.

-¿Cómo debe ser una asociación de vecinos para que se pueda considerar eficiente?

- Tiene que tener sus estatutos, su libro de actas, un buen equipo compuesto por gente que esté dispuesta a trabajar y, sobre todo, que los vecinos colaboren.

-¿Haga un balance del movimiento asociativo jerezano?

- En el movimiento vecinal todo el mundo está de capa caída. Por desgracia, en la actualidad tanto en Jerez como en otras ciudades hay muchísimos problemas que atender y eso se nota cuando hay que dedicarse al barrio.

-¿A usted qué le cuesta personalmente dedicarse a los vecinos?

- Nosotros lo que le pedimos a los vecinos es un euro al mes. En cada bloque hay seis vecinos. Estamos hablando por tanto de seis euros por bloque al mes. De ese dinero se sacan los desplazamientos, el teléfono móvil de la asociación, las gestiones... Nuestra economía no está para tirar cohetes. Vamos a lo justo.

-¿Cuál ha sido su mejor momento como representante vecinal?

- El mejor momento fue cuando vi que daba fruto el tremendo esfuerzo que hacíamos los vecinos, la Junta de Andalucía y el propio Ayuntamiento. Vamos adecentando la barriada poco a poco. Y eso te alegra.

-¿Y el peor momento?

- El peor momento fue cuando no hubo más remedio que desalojar a los vecinos. Ahora mismo hay una familia con el techo caído y han tenido que salir de su piso. Es un momento especialmente triste.

-¿Qué opinión le merece la distribución de Jerez en distritos?

- La verdad es que a veces lo veo y me gusta más y otras veces pienso justamente lo contrario. Jerez es muy grande y hay que repartir el trabajo. Imagino que poco a poco se irán solventando los problemas. Creo que si se repartieran entre los desempleados los trabajos de todas las rehabilitaciones que hay que hacer en Jerez nadie estaría parado en la ciudad.

-¿Al político hay que darle la lata?

- Al político hay que insistirle y transmitirle los problemas.

-¿Es cercano el político?

- Cuando el problema es grave el político está cerca. Lo malo es que conseguir reunirte con ellos es especialmente difícil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios