Jerez

Ferdinando Brachetti y Nicole Junkermann, los nuevos propietarios de Los Alburejos

  • La familia Domecq culminará el próximo 30 de junio su salida de la finca y espera retomar su actividad ganadero-turística en El Carrascal

  • En las últimas semanas toreros como José Tomás han pasado por la instalación 

Una imagen del espectáculo 'A Campo Abierto' de Los Alburejos. Una imagen del espectáculo 'A Campo Abierto' de Los Alburejos.

Una imagen del espectáculo 'A Campo Abierto' de Los Alburejos. / Miguel Ángel González

Parte de la historia de Jerez cerrará un capítulo el próximo 30 de junio cuando la familia Domecq abandone Los Alburejos, una finca (situada en el término municipal de Medina Sidonia) que ha conseguido en las últimas décadas situar a la ciudad en el epicentro de diferentes sectores, tanto turístico como empresarial y por supuesto, ganadero.

Tras la venta de la misma a mediados del pasado mes de febrero, los todavía propietarios han seguido explotándola a nivel ganadero, pues la instalación sigue siendo la sede de la ganadería Torrestrella, si bien es verdad que la llegada del coronavirus ha impedido que la otra rama empresarial de la misma, la turística, tuviera continuación. No hay que olvidar que desde 2008, cuando Álvaro Domecq Romero creó e impulsó el espectáculo ‘A campo abierto’, Los Alburejos ha sido uno de los focos turísticos de la provincia.

La pandemia, por desgracia, ha impedido a la Agencia Torrestrella, encargada de gestionar las visitas a la misma, celebrar las diferentes galas programadas para este primer semestre del año.

Por esta razón, la familia Domecq ha ido completando en los últimos meses la salida de los múltiples enseres existentes en la finca, enseres que han ido recolocándose en otras propiedades y en especial en El Carrascal, la otra finca que poseen en Benalup y que a partir de ahora se convertirá en el nuevo referente empresarial.

No obstante, esta situación no ha sido obstáculo para que muchos matadores de toros hayan pasado por Los Alburejos en los últimos meses, algo habitual a lo largo de su historia, como recurso contra el Covid-19 que también ha paralizado por completo la temporada taurina. Así, maestros como José Tomás han pasado en estas últimas semanas por la instalación, así como otros tantos toreros de prestigio.

Con la mudanza casi finiquitada, a la familia Domecq sólo le resta realizar el traslado de la ganadería que mantienen allí (tanto caballos como las reses), algo que esperan llevar a cabo en las próximas semanas. De lo que no tienen duda es de, en un futuro no muy lejano, recuperar las visitas a la ganadería, aunque de momento no hay fecha concreta.

Mientras, los nuevos propietarios, que han pagado una cantidad que ronda los veinte millones de euros por las seiscientas hectáreas que posee la propiedad, preparan ya el desembarco en Los Alburejos, donde inicialmente esperan llevar a cabo una inversión importante para su remodelación que consistirá en varios millones de euros.

A la zona, a la que muchos llaman ya la ‘Milla de oro’, y donde ya se encuentran señeros empresarios de carácter internacional, caso de Borja Prado Eulate, ex presidente de Endesa, y Sol Daurella, actual presidenta de Coca-Cola European Partners, se unirá ahora el matrimonio conformado por el conde Ferdinando Brachetti Peretti y la empresaria Nicole Junkermann.

Ferdinando Brachetti Peretti, italiano, es el máximo responsable de una empresa petrolera transalpina, API Group, mientras que Nicole Junkermann es una ex modelo y emprendedora alemana criada en Marbella y completamente enamorada de España. Junkermann, que habla seis idiomas y destaca por sus buenas dotes en el mundo empresarial, es también una de las mecenas de la agencia de fotografía de guerra Magnum, creada en 1947 por Robert Capa, desde 2018 es también miembro del comité asesor del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido y todo un referente en el mundo de las startups, no en vano su empresa NJF Holdings es líder en el sector.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios