Jerez

El Festival de Jerez deja ocupaciones del 85% en los hoteles del centro

  • Los principales beneficiados son los establecimientos de dos y tres estrellas · Los japoneses siguen mandando en número pero pasan a alojarse en casas alquiladas

"Hasta ahora, los efectos del Festival de Jerez no han subido avenida arriba, pero hay que reconocer que a cada año que pasa están más cerca". De esta forma resumía ayer Antonio Real, director general del Grupo Hace, el hecho de que los asistentes sean personas con mayor poder adquisitivo a cada año que pasa, dispuestas a dejarse un buen dinero aunque, la mayoría, sigan siendo turistas de gama media. "Ahora mismo los establecimientos más beneficiados son los del centro histórico, que son los que más clientes alojan aunque en esto, como en casi todo -apunta Real- hay niveles. De un lado están las compañías actuantes y, de otro, los asistentes a los espectáculos y los cursos".

Ricardo Morato, director del Hotel Tryp Cristina, destaca que "a la ciudad vienen aficionados de todas partes del mundo. Son personas que realizan sus reservas por internet y que vienen tanto a ver los espectáculos como a aprender flamenco. El gran problema este año ha sido el tiempo, que ha provocado multitud de anulaciones de reservas a última hora. El hombre del tiempo ha sido nuestro peor enemigo". "Estos factores en contra han provocado que el Festival de Jerez no haya llenado, aunque al menos haya reportado ocupaciones razonables tal y como es nuestro caso", apuntó Morato. Otro aspecto que destaca el director del Tryp Cristina es que "hay que desmitificar el dicho que hace referencia a que el aficionado al flamenco va siempre con el dinero justito. Los hay de todos los estratos sociales, personas que vienen con mayor o menor poder adquisitivo". El gran valor del Festival radica, según Ricardo Morato, en que "este evento es uno de los mejores en su categoría a nivel mundial y si quieres disfrutar de él no tienes más remedio que venir a la ciudad".

Los establecimientos más modestos, por su parte, confirman que son ellos precisamente los más beneficiados por las actuaciones y cursos organizados por el Teatro.

Desde el conocido Hotel Al Andalus-Jerez, de la calle Arcos, César Díaz destaca que "ciertamente el Festival de Jerez es un evento muy importante para la ciudad ya que desde un punto de vista hotelero cubre un tiempo en el que había un vacío tremendo, algo especialmente importante si se tiene en cuenta que Jerez es la única ciudad de la provincia que rompe la estacionalidad del turismo. Como todos sabemos, la costa se llena durante los dos meses de verano pero Jerez, con su oferta, llena periodos aún más importantes gracias a la Semana Santa, los caballos, el Gran Premio de Motociclismo, la Feria del Caballo... Todo eso hace que el turismo se reparta". Para César Díaz "el festival cubre el periodo de tiempo más débil del año en lo que a alojamientos se refiere". Dicho periodo está comprendido entre diciembre y marzo. "La verdad es que quienes nos dedicamos a la hostelería en el centro desearíamos que hubiera Festival de Jerez durante todo el año". En lo que respecta a la ocupación, desde este establecimiento hotelero se transmite una buena noticia: "El año pasado la crisis se notó y en esta edición del Festival la verdad es que estamos remontando. Este fin de semana hemos estado al 85%", una ocupación que no está nada mal. Sobre la clientela, César Díaz apunta que se trata en su mayor parte de visitantes extranjeros con un nivel adquisitivo medio. "Este año se están echando en falta japoneses. No sé por qué será. Quizás por la crisis. Pero la verdad es que son menos". Pese a ello, cabe destacar que si el año pasado fueron el 15% de los alumnos matriculados en esta edición son más, el 16,89%. La razón de que se les vea menos por los hoteles es que muchos han optado por los alquileres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios