Jerez, tiempos pasadosHistorias, curiosidades, recuerdos y anécdotas

Miscelánea histórica (II)

  • En el siglo XIII, tras la reconquista, nuestra ciudad obtuvo treinta donadíos reales.- El antiguo asentamiento de la ciudad de Jerez, en Asta Regia, parece que fue fundado por los griegos, en el año 1325, a.C.- Padrón de la nobleza jerezana en el monasterio de Santo Domingo el Real, donde se proyectó la creación de una Universidad Menor, al tiempo que los Jesuítas abrían un Colegio de Humanidades

LoS DONADÍOS DE XEREZ. En la antigüedad se llamaba donadíos a los heredamientos o haciendas, procedentes de donaciones reales y, en el siglo XIII, tras la reconquista de la ciudad, Xerez contaba con treinta donadíos, denominados con los siguientes nombres:

Donadío de Almocadén; de Pedro Díaz, también conocido por de Hinojosa; Romanina; Casarejo; Montegil; Grañina; El Cuervo; Villamarta; Barbaína; Maharromaque; Chillas; Uría; Lanzabotta; Pozo de la Horca; Adelfosso; Prunes o Ventosilla; Barja; Bujón; Crespellina; Fuente del Rey; Arana; Zurita; Miramundos; Berlanga; Jédula; donadío del Obispado de Cádiz; Xara; Mesas de Asta; Cortijo de Montecorto y Monteagudo.

Dichos donadíos fueron evolucionando con el paso de los siglos y cambiaron de manos, en distintas ocasiones; ignorándose quienes sean los actuales poseedores de los mismos.

FUNDACION DE ASTA REGIA Y LOS ANTIGUOS NOMBRES DE JEREZ

Según algunas publicaciones jerezanas del siglo XIX, el primitivo asentamiento de la ciudad de Xerez, fue fundado por los griegos - otros hablan de los fenicios - en el año de 1325 antes de Cristo, dándosele el nombre de Asta Regia al lugar cuyas ruinas aún subsisten, en el camino de Trebujena, a pocos kms. de nuestra ciudad.

Desde entonces, y según el historiador Manuel Bertemati, los geógrafos griegos la llamaron Xera o Sera; los latinos y godos Ceret, Seritium o Xeritium; los moros y árabes Scherez, Xerez, Xereto y Xeres Sadunia; y los reyes de la reconquista, desde el siglo XIII, Xerez Sidonia, Xerez de Sidonia, de Sedueña y, finalmente, hasta el XIX, Xerez de la Frontera y, Jerez de la Frontera, en tiempos modernos.

Al parecer, según algunos historiadores, hasta que la población de Asta Regia no se trasladó al actual Jerez, este era no más que un castillo - el Alcázar - y algo de población, alrededor del mismo; siendo campo todo lo demás.

Para aquellos lectores que estén interesados en el tema histórico de nuestra ciudad, especialmente en cuanto se refiere al Jerez musulmán, nos permitimos recomendarles el documentadísimo trabajo del historiador José Luis Repetto Betes, publicado en 1987 por el CEHJ, bajo el título de "Historia de Jerez de la Frontera", parte segunda. Me lo agradecerán.

Y, desde luego, el tomo de la "Historia de Jerez de la Frontera, desde su incorporación a los dominios cristianos", Tomo II - El siglo de Oro (Siglo XVI) que en 1965 publicaron los historiadores portuenses Hipólito Sancho de Sopranis y Juan de la Lastra y Terry, a cuya obra, pertenecen las notas que a continuación entresacamos.

PADRON DE CABALLEROS Y PROYECTO DE UNIVERSIDAD

En el año 1569, con motivo de la rebelión de los moriscos de las Alpujarras comienza la movilización de las milicias de Jerez, con la formación de un padrón de caballeros, obligados a servir al rey con armas y caballo. Se forma en el monasterio de Santo Domingo el Real y es uno de los documentos básicos para el conocimiento de la

nobleza jerezana. Fue cuando, un año después, se fundaron los estudios superiores de artes y ciencias, en dicho convento; fracasando el intento de constituir en Jerez una universidad menor, parecida a las que ya funcionaban en Baeza, Osuna Almagro y otras ciudades que, de haberse conseguido, hoy sería una de las más antiguas de Andalucía, con más de cuatro siglos de historia.

Dicen los mencionados historiadores que el fracaso de este proyecto lo fue "en el terreno jurídico, pues el referido estudio dominico no pasó de Universidad de la Orden"; obtenido cierto éxito "por el prestigio de los estudios y los buenos servicios de prestó a la cultura local".

COLEGIO DE HUMANIDADES

Citemos por último los que ambos autores nos dicen del Colegio de Humanidades, a cargo de los jesuitas, que "en un plano inferior, tanto científico como de estimación social", existía en 1584; aumentando el número de cátedras en la centuria siguiente.

"Sería injusto no reconocer sus méritos, así como la importancia de sus servicios a la ciudad en el mantenimiento de un satisfactorio, aunque limitado, nivel de cultura, que influyó de modo que pudiéramos considerar casi decisivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios