Jerez

El centro de Montealegre abandera las protestas por los recortes del SAS

  • La plantilla se concentró ayer y alertó del problema que se puede producir con el aumento de la demanda por la gripe · El centro de salud de La Granja se suma hoy a las movilizaciones con un paro

Los profesionales del centro de salud de Montealegre abanderaron ayer las protestas por los recortes presupuestarios que están sufriendo los centros del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y que se están traduciendo principalmente en la falta de sustituciones. A las doce del mediodía, respaldados por algunas organizaciones como el Sindicato Médico o el PP, parte de la plantilla del centro se concentraba en las puertas de las instalaciones para leer un comunicado en el que se reflejaba la situación que vive el centro. "Queremos dejar bien claro que no pedimos un aumento salarial ni incentivo alguno, sólo pedimos hacer nuestro trabajo con unas condiciones de calidad, que vemos cómo se están deteriorando en los últimos tiempos ya que las restricciones a las que nos vemos sometidos influyen negativamente en los servicios que prestamos a los usuarios". En nombre de toda la plantilla, Rosario Fernández, profesional de Montealegre, culpó del deterioro a la no sustitución del personal que se ausenta reglamentariamente, bien por bajas por enfermedad, vacaciones u otros permisos. "Esto conlleva que los usuarios pertenecientes al personal ausente se sumen al cupo de los demás compañeros, con la consiguiente sobrecarga y estrés para el personal, además de la supresión de programas preventivos de salud". El comunicado finalizó pidiendo a los usuarios que "nos comprendan y nos ayuden a que les podamos dar un mejor servicio".

Pese a que un día antes el director del distrito de Atención Primaria, Manuel Herrera, afirmó que en el centro de salud de Montealegre sólo faltaba un médico por encontrarse de baja, ayer los trabajadores indicaron que además de este facultativo también están de baja dos enfermeros, un administrativo y un auxiliar. "No está previsto que se vayan a sustituir cuando tenemos médicos, enfermeros y celadores en paro. Está claro que tres personas no pueden asumir lo que hacen cinco y el tiempo de espera para el paciente se va prolongando". Los trabajadores de Montealegre, que atienden a una población de unas 30.000 personas, señalaron que si se ha elegido este momento para mostrar su rechazo a los recortes del SAS es debido al aumento de la demanda que se producirá en breve con la llegada de la gripe y otras patologías propias del invierno.

La plantilla del centro de salud de La Granja decidía también convocar un paro de 10 minutos para hoy por los mismos motivos. Personal de este centro destacó que en su caso al problema de los recortes se suma el deterioro de unas instalaciones que tienen ya más de 20 años.

El presidente del Sindicato Médico de la provincia, Pedro Calderón de la Barca, dijo que, aunque la protesta ha sido una iniciativa de los profesionales, "creemos que sus reivindicaciones son justas e incluso se han quedado cortos, porque hay otro tipo de recortes como el de la atención continuada, que son prestaciones que se hacían a los usuarios en sus domicilios y que han dejado de hacerse porque se les ha quitado ese complemento a los médicos y enfermeros". El Sindicato Médico reclamó al SAS que "dé marcha atrás en el tema de las sustituciones del personal, porque ahora viene la gripe y no sabemos lo que va a pasar con la demanda tan grande que puede haber". Calderón de la Barca recordó que desde el comienzo del verano, el SAS ha ido frenando las sustituciones del personal. "A veces se amparan en que no hay médicos, pero no es cierto. Puedo asegurar que incluso hay facultativos en su casa cobrando el desempleo porque no quieren trabajar en las condiciones tan deplorables que el SAS les ofrece y después habría que preguntar por qué hay facultativos trabajando fuera de nuestra comunidad autónoma".

En la misma línea, la portavoz del grupo municipal del PP, María José García-Pelayo, apoyó a los trabajadores en una reclamación que "es la misma que está haciendo el PP desde hace años, la necesidad de que la sanidad se convierta en una prioridad y cesen los recortes". Agregó que es una incoherencia que la Junta no cubra las bajas de los profesionales "con el argumento de que no hay médicos. Más de 3.000 facultativo de la provincia están trabajando en otros países porque aquí se ofrecen contratos en precario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios