Obituario

Muere el bodeguero Juan Piñero a causa del coronavirus

  • El empresario afincado en Sanlúcar falleció en la tarde noche del jueves víctima del Covid-19 tras varias semanas ingresado en el Hospital de Jerez 

  • Propietario de Bodegas Juan Piñero, constructor y agricultor, sus allegados lo definen como una "gran persona y prototipo de emprendedor" 

El empresario bodeguero Juan Piñero, en su bodega de Sanlúcar junto a botas de 'Manzanilla Maruja'. El empresario bodeguero Juan Piñero, en su bodega de Sanlúcar junto a botas de 'Manzanilla Maruja'.

El empresario bodeguero Juan Piñero, en su bodega de Sanlúcar junto a botas de 'Manzanilla Maruja'. / Bodeboca

"Parecía que lo iba a superar, pero el coronavirus se lo ha llevado por delante". Juan Piñero, bodeguero, agricultor y constructor afincado en Sanlúcar, falleció a los setenta y pocos años de edad en la tarde noche del jueves víctima del Covid-19. 

Juan Piñero llevaba varias semanas en el hospital de Jerez aquejado de coronavirus, y aunque en algún momento dio síntomas de recuperación, finalmente tuvo que ser ingresado e intubado en la UCI, donde falleció sobre las ocho de la tarde.

Su cuñado, Cristóbal Cantos, ex secretario general de Asaja-Cádiz, lo define como una "gran persona y prototipo de emprendedor; un hombre con mucho don de gente y con muchos amigos en todos sitios". 

Cantos relató que su cuñado fue operado recientemente de una dolencia cardíaca, por lo que "el coronavirus le cogió débil, con las defensas bajas; si no, lo habría superado".

La noticia ha conmocionado al sector bodeguero del Marco de Jerez, desde el que han enviado a la familia numerosas muestras de condolencia y pesar por la pérdida de Piñero. El Consejo Regulador del vino, a través de su presidente, César Saldaña, se une a estas muestras de dolor por el fallecimiento de Juan Piñero, que "deja un vacío enorme en el Marco de Jerez. Juan era un hombre muy querido por su carácter franco y afable, y un empresario bodeguero de referencia, por la extraordinaria labor desarrollada durante más de dos décadas".

Hoy es un día triste para la Manzanilla. Nuestro amigo Juan Piñero se ha marchado, aunque nos deja a la excelsa niña de...

Publicada por Vinos de Sanlúcar en Viernes, 22 de enero de 2021

Las redes sociales también se llenaron de muestras de condolencia por la muerte del bodeguero, como la expresada por la Asociación de Bodegas de Sanlúcar, a la que pertenece Bodegas Juan Piñero, y desde la que manifiestan que "nuestro amigo se ha marchado, aunque nos deja una excelsa niña de sus ojos, Manzanilla Maruja y su preciado Fino Camborio, junto a vinos viejos de incalculable valor".

"Hoy es un día triste para la Manzanilla" señala la asociación, desde la que destacan que "los que hemos disfrutado de tu sincera amistad, siempre te recordaremos y confiamos en volver a encontrarnos algún día, brindando copa en mano".

Las bodegas de Sanlúcar trasladan su "apoyo absoluto, condolencias y cariño" a la familia de Piñero, al que envían su último adiós para transmitirle que "puedes estar tranquilo, porque cuidaremos de tu familia, de tus maravillosos vinos y de la Manzanilla de Sanlúcar".

Anoche nos dejó como consecuencia del COVID un gran Bodeguero y un buen Amigo. Hoy alzo una copa de tu magnífico Fino...

Publicada por Salvador Espinosa Rodríguez en Viernes, 22 de enero de 2021
El presidente de la cooperativa vitivinícola de Jerez (Covijerez) y de Bodegas Díez-Mérito, Salvador Espinosa, también mostró su pesar en redes sociales, desde las que lamentó su pérdida. "Anoche nos dejó como consecuencia del COVID un gran bodeguero y un buen amigo. Hoy alzo una copa de tu magnífico 'Fino Camborio' por tí. Descansa en Paz".
Juan Piñero deja mujer y cuatro hijos, tres de ellos de su primer matrimonio y uno de su actual pareja Mercedes Cantos, con la que estaba casada en segunda nupcias. Tras su paso por Entrecanales, empresa en la que trabajó durante la construcción de Mercajerez, Piñero se estableció por su cuenta dentro del mundo del ladrillo, constituyendo su propia constructora en Sanlúcar, donde también estableció la bodega Juan Piñero, tras la compra de un antiguo casco bodeguero de Argüeso entre la calle Trasbolsa y la plaza Playilla de la Red.
Sus inicios en el mundo bodeguero fueron de la mano de Hidalgo-La Gitana, hasta que Piñero adquirió unas soleras de prestigio para seguir su camino en solitario. Con posterioridad, al hilo de la expropiación de Rumasa, el bodeguero compró ‘Maruja’ , uno de sus buques insignias que comenzó siendo un vino Fino de El Puerto cuando aún estaba en poder de Terry, para acabar convirtiéndose en Manzanilla tras el traslado de su solera a Sanlúcar.
Su última aparición en la escena vinatera fue con motivo del reciente lanzamiento al mercado de 'Fino Camborio en Rama Seleccionado', un fino amontillado de 12 años de crianza elaborado a la antigua usanza, con el que quiso rendir culto a los vinos que dieron fama mundial al jerez.
Con este lanzamiento, Piñero culminaba el proceso iniciado antes del traslado de la solera del Fino Camborio de Jerez a Sanlúcar, cuya bodega enclavada en la jerezana calle de San Francisco Javier y parte de su soleraje adquirió hace escasos años el enólogo danés Peter Sisseck, el señor Pingus, para la elaboración junto a la familia Del Río González de 'Viña Corrales', su primer fino dentro de la Denominación de Origen Jerez-Xéres-Sherry.
Juan Piñero también se hizo en su día con las existencias del 'Fino Camborio' y su bodega en Jerez, anteriormente propiedad del almacenista jerezano Ángel Zamorano, después de que éste decidiera abandonar el negocio bodeguero..

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios