Flamenco La guitarra de Paco Lara conquista el Sidney Opera House de Australia

  • El jerezano ha presentado su primer disco, ‘Andalusian guitar’, en este grandioso escenario

La guitarra de Paco Lara conquista el Sidney Opera House de Australia

La guitarra de Paco Lara conquista el Sidney Opera House de Australia / Lonaa

Hace ahora casi cuatro años, en septiembre de 2017, Paco Lara cogió su familia y su guitarra y se instaló en Newcastle, Nueva Gales del Sur. Desde entonces el jerezano ha intentando exponer todo el conocimiento musical adquirido durante su vida en un país en el que la afición al flamenco sube como la espuma.

Casi como aquellos evangelizadores que aterrizaron en América hace quinientos años, Paco Lara se ha convertido en un verdadero embajador de la tierra que le vio nacer y sobre todo de su arte jondo, algo que hace, como otros muchos jerezanos emigrados, sin ningún otro fin que defender la cultura que vivido desde niño. Así, en todo este tiempo ha pasado de actuar en pequeños espacios a hacerlo, hace ahora una semana, en uno de los escenarios más importantes del mundo, la Sidney Opera House, un lugar al alcance de pocos.

Paco Lara, en plena actuación. Paco Lara, en plena actuación.

Paco Lara, en plena actuación. / Lonaa

Fue el pasado sábado cuando acompañado por su equipo de músicos y arropado por su mujer, la bailaora Deya Miranda, se subió por primera vez a este emblemático espacio. “La verdad es que ha sido una experiencia increíble, casi no me lo creo”, asegura.

“Yo he estado en sitios importantes del mundo, de hecho con Mercedes Ruiz toqué junto con mi hermano Santi (Lara) en la Ópera de Moscú, pero claro no es lo mismo ir de subalterno, como yo digo, que hacerlo como primer espada, la presión es mucho más grande”, relata entusiasmado.

“Salir ahí y enfrentarte tú solo al público, presentando además tu primer disco, no es fácil, pero bueno, la verdad es que me divertí y como digo fue una experiencia impresionante”, continúa.

Su puesta de largo en este emblemático escenario fue además por la puerta grande “porque en principio teníamos programada una función, pero se acabaron las entradas y tuvimos que hacer otra el mismo día, y bueno, se agotó la mitad del papel. Estamos muy contentos porque además vinieron gente desde todos los puntos de Australia para vernos, y eso, en un país en el que el flamenco no es muy conocido, es algo que te motiva y te halaga”.

Paco Lara y su mujer Deya Miranda. Paco Lara y su mujer Deya Miranda.

Paco Lara y su mujer Deya Miranda. / Lonaa

“A mí todo esto me está sorprendiendo, porque en cierta forma he pasado de tocar en clubes de jazz ante unas 50 personas, a hacerlo ante 800 y eso, quieras que no, impone, al menos que haya sido tan rápido. Al igual que para muchos compañeros de profesión, sobre todo en España, la pandemia está siendo muy dura, a mí personalmente me está viniendo bien porque al no poder venir artistas de fuera, recurren a mí y eso es importante”.

De hecho, asegura el propio Paco Lara, “estoy recibiendo infinidad de propuestas para hacer masterclass e incluso para ir a los conservatorios de aquí. En este país hay mucha hambre de cultura y eso es fundamental”, recalca.

Su actuación estaba dentro de la gira de presentación de su primer disco, ‘Andalusian Guitar’, un trabajo que publicó “a finales de 2019, pero claro, en 2020 apenas me dio tiempo a hacer varias galas, y el estallido de la pandemia me hizo parar por completo. Hace unos meses me llamó un productor de primer nivel de aquí de Australia y la verdad es que desde entonces no he parado, y además en sitios significativos y en ciudades importantes”.

Tanto es así que de cara a los próximos meses, el jerezano tiene ya cerrada su participación “en un festival de música internacional que se hace en Adelaide en julio, y bueno, también hay por ahí cosas para salir por Asia, tanto por China como por Korea y Singapur”.

Desde la otra punta del mundo, Lara lamenta que “en España la cultura y los profesionales lo estén pasando tan mal”, todo lo contrario que allí. Sobre ello cuenta que “durante la pandemia el gobierno nos pagó seis meses de sueldo y la sociedad de autores de aquí nos pagó el alquiler de la casa y nos dieron una beca.Esto es otro mundo, es una lástima que en España estemos tan mal”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios