Sucedió en Jerez Nace la Escuela Ecuestre con el aval de los reyes de España

  • En octubre de 1987, los monarcas inauguraron la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre

La jornada del 15 de octubre fue de gran intensidad en la ciudad. Su leyenda como cuna del caballo recibía un trascendental refrendo. Los Reyes de España presidieron la puesta de largo de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre. La expectación fue grande a escala mediática y ciudadana. Casi nadie quiso perderse el acontecimiento, una gala tan especial que estuvo restringida a un protocolo de entradas muy estricto.

Los monarcas accedieron primero al palacio donde descubrieron una placa. Seguidamente pasaron al picadero y, estrenando el palco real, acompañados por el presidente de la Junta, Rodríguez de la Borbolla, y el presidente de la Diputación, Alfonso Perales, como titular del patronato que gestionaba la Escuela antes de que pasara a manos de la Junta de Andalucía, presenciaron la gala inaugural. Todo se desarrolló en un tono distendido y cordial. Incluso doña Sofía llamó la atención de los escoltas de la Casa Real para que dejaran a la gente acercarse a saludarlos.

La nota discordante fue la política, en este caso la del alcalde Pedro Pacheco que desde días antes anunció que no asistiría al acto. Finalmente, tras gestiones de la Casa Real y de Perales, convencieron a Pacheco para que estuviera presente y evitar así un desaire a los monarcas. No obstante, su grupo político -andalucistas- no acudió a la cita. El espectáculo entusiasmó a todos los asistentes que llenaron el picadero, de forma especial a la reina que se mostró entusiasmada y hasta cierto punto emocionada con lo que estaba viendo. Para la ocasión se creó un programa especial en el que intervinieron los jinetes realizando ejercicios de alta doma, tanto clásica como vaquera, además de un carrusel de enganches.

El colofón consistió en la reunión de todos los participantes en la pista para llevar a cabo diferentes ejercicios todo al ritmo de música andaluza. Tanto gustó a los reyes que terminada la gala se acercaron a la zona de cuadras y guadarnés para felicitar personalmente a cada jinete y a cada participante, así como a los mozos y técnicos.

Como recuerdo, don Juan Carlos escribió unas líneas, estrenando el libro de honor de la Escuela, que reproducimos en la imagen de la derecha, y en la que el Rey se expresó así: “A la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre con mi enorme alegría al ver cómo una idea surgida hace 14 años se ha visto plasmada en esta maravilla de escuela, que hará posible conservar nuestro arte ecuestre propio y sobre todo el caballo español. No tengo palabras para deciros a todos los componentes y a todos los que habéis hecho posible esta realidad, autoridades, familia Domecq, Álvaro padre, Maribel, y a nuestro gran jinete Álvaro que con su tesón, afición y sobre todo su lealtad a España ha conseguido esto”. Fue una fecha para la historia y para el impulso de la que hoy es un referente ecuestre a escala mundial.

Se anuncia el Centro Andaluz de Flamenco

El Palacio de Pemartín pronto dejaría de presentar el aspecto de abandono que tenía hasta 1987, como aparece en la imagen, para presentarse rehabilitado a fin de acoger la que entonces se llamó Fundación Andaluza de Flamenco, denominación que ha ido cambiando hasta llegar al hoy Centro Andaluz de Documentación Flamenca.

En 1987, la Junta de Andalucía confirmaba la creación de la Fundación y que esta se ubicaría en Jerez, mas concretamente en el casco antiguo y bajo los nobles muros del palacio de Pemartín. La Junta junto con el Ayuntamiento, Diputación y la Caja de Ahorros de Jerez pusieron los 50 millones de pesetas necesarios para la rehabilitación, instalación y puesta en marcha de la Fundación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios