Bodegas

El jerez confía en cerrar el año por debajo del 20% en caída de ventas

  • Las salidas bajan un 16% hasta septiembre tras una recuperación más lenta de lo esperado en verano

  • El Consejo muestra su preocupación de cara a 2021 por la segunda ola del Covid

Una clienta consume una copa de jerez en la terraza de un bar del centro. Una clienta consume una copa de jerez en la terraza de un bar del centro.

Una clienta consume una copa de jerez en la terraza de un bar del centro. / Pascual

El mercado mundial del vino sufre las consecuencias de la crisis sanitaria del Covid con fuertes caídas tanto en volumen como en valor especialmente acusadas en lo más crítico del confinamiento, el segundo trimestre del año en el que el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) cifra las pérdidas en dos millones de hectólitros y 1.800 millones de euros.

Las principales regiones vinícolas, salvo contadas excepciones, se han visto salpicadas en este contexto de caída generalizada, entre ellas Jerez, que mantiene al cierre del tercer trimestre una situación similar a la que arrastra desde el confinamiento, con una caída de ventas global del 16%, que se traduce en 18 millones de litros comercializados frente a los 21,5 millones que se alcanzaron entre enero y septiembre del año anterior.

El retroceso registrado hasta la fecha está muy por debajo de lo esperado por el sector, que en pleno confinamiento apuntó a una bajada anual de las salidas de bodegas del 30%, casi el doble de la que mantiene hasta septiembre.

La previsión se aproxima más a al resultado en España, donde las ventas del jerez se dejan cerca de un 25% en este periodo con 6,4 millones de litros comercializados, que a la evolución de las exportaciones, que resisten mejor con una caída del 10,4% y 11,6 millones de litros vendidos.

Consumo de vino de Jerez en un establecimiento hostelero. Consumo de vino de Jerez en un establecimiento hostelero.

Consumo de vino de Jerez en un establecimiento hostelero. / Pascual

España lidera la caída con un 25% menos de ventas y Reino Unido cede un 4% tras dejar atrás la escalada

Pese a lo moderado del descenso frente a lo inicialmente previsto, el presidente del Consejo Regulador del vino, César Saldaña, admite que “la recuperación no está siendo como pensábamos”, sobre todo en España, donde el verano no ha dado la talla, y en Reino Unido, mercado que en el tercer trimestre se ha venido abajo pese a que estaba funcionando bien hasta entonces.

El responsable institucional emplaza en todo caso al último trimestre del año para ver cómo se comporta, pues en las estadísticas, si se comparan con las acumuladas del último año o total acumulado móvil (TAM), se observa cierto baile de cifras en algunos mercados que pueden responder a compras importantes de vino en determinados momentos del año que no se repiten con periodicidad.

En este sentido, llaman la atención los números de Reino Unido, con una caída en los doce últimos meses cercana al 20% frente al 4% que cede en lo que va de año, y Holanda, que pasa de un derrumbe del 25% entre enero y septiembre a un módico 4,6% menos en el acumulado interanual.

Las estadísticas TAM, que ofrecen una visión sin los vaivenes puntuales del mercado, sitúan la caída de ventas en el entorno del 14%, es decir, dos puntos por debajo de la registrada al cabo de los tres primeros trimestres del año, con un volumen de poco más de 27 millones de litros salidos de bodega frente a los 31,5 millones de los doce meses previos.

El sector no ha revisado de momento su previsión de caída anual, pero a tenor de estos resultados, el presidente del Consejo Regulador tiene la esperanza de que “nos quedemos por debajo del 20% al cierre del presente ejercicio”.

Campaña promocional en revisión

La segunda ola del Covid, con media Europa semiencerrada o con importantes restricciones, tiene mucho que ver con el freno a la recuperación, sobre todo en aquellos mercados en los que el consumo de jerez se enfoca a la hostelería, como ocurre en España. Pero el Covid ha cambiado por completo los hábitos de consumo, por lo que el panorama difícilmente cambiará hasta que no vuelva la normalidad. indica Saldaña, quien no oculta su preocupación por lo que pueda ocurrir en 2021, sobre todo a efectos de la campaña de promoción cofinanciada con fondos europeos a través de la que se invertirán 7,5 millones de euros entre la recta final de este año y 2022.

Con la declaración del estado de alarma en marzo, el Consejo Regulador ya revisó la estrategia y el calendario de la campaña, entre otros motivos porque había muchas actividades presenciales –catas, presentaciones...– reconducidas hacia el mundo digital, explica Saldaña. De momento, sí se mantienen los anuncios en televisión que empezarán a emitirse en la recta final de este año y otras acciones en redes sociales.

En función de la evolución de la pandemia en los próximos meses, el Consejo planteará una nueva revisión para replantearse el año 2 de la campaña, entre otras cosas porque “no está claro que vaya a haber ferias, Rocío... y si las hay, serán muy diferentes a cómo eran hasta ahora”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios