Servicios públicos El contrato de limpieza pública tiene que volver a salir a concurso

  • Una empresa fue descartada por no entregar toda la documentación pero horas más tarde demostró que sí la había aportado

  • Ante el riesgo de impugnaciones el gobierno local opta por iniciar un nuevo procedimiento de licitación

  • Confía en poder adjudicar el servicio en febrero

El edil José Antonio Díaz conversando con un operario del servicio de limpieza viaria. El edil José Antonio Díaz conversando con un operario del servicio de limpieza viaria.

El edil José Antonio Díaz conversando con un operario del servicio de limpieza viaria.

El gobierno local se ha visto obligado a tener que volver a sacar a concurso el nuevo contrato de la limpieza pública. Una anomalía calificada como "error técnico por parte del ejecutivo local y producida durante la fase de valoración de las ofertas presentadas al procedimiento de adjudicación que se inició en octubre ha motivado que se haya optado por declarar su desistimiento e iniciar uno nuevo. 

A pesar de este revés, el ejecutivo confía en adjudicar el servicio a finales de febrero para que la empresa ganadora pueda comenzar a trabajar el 1 de abril, fecha en la que concluye el contrato vigente con Urbaser, la firma que tiene actualmente esta concesión administrativa.

El gobierno local pretendía aprobar el próximo miércoles el proceso de adjudicación. Para ello, en la mañana del viernes se celebró la mesa de contratación correspondiente donde se valoraron las ofertas presentadas por dos empresas. En ella, según explicó el delegado de Sostenibilidad, José Antonio Díaz, se informó que una de las propuestas era descartada porque no había entregado toda la documentación requerida. Acto seguido, se procedió a informar favorablemente de la otra oferta para que el ejecutivo la adjudicase en una junta de gobierno local que iba a celebrarse el próximo miércoles.

Sin embargo, horas más tarde, la empresa que había quedado descartada se puso en contacto con los servicios técnicos para mostrar que sí había presentado la documentación correspondiente, aunque reconoció que no en el formato solicitado. "Es un expediente con más de 2.400 folios donde el índice no coincidía con los apartados", explicó Díaz. Tras las comprobaciones realizadas, se vio que sí estaban los datos requeridos pero no en el orden fijado en el pliego de condiciones. 

Por tanto, y ante el temor de que algunas de las ofertantes pudiera presentar un recurso de nulidad, se optó por anular el procedimiento e iniciar uno nuevo. Precisamente este lunes comienzan a contar los 30 días de plazo para la presentación de ofertas.

Al proceso de adjudicación habían optado dos empresas que aspiraban a gestionar el contrato más importante del Ayuntamiento, la limpieza viaria y la recogida de residuos, durante los próximos 9 años por 23,5 millones de euros anuales —una cuantía que se incrementará año a año en función de algunos parámetros—. A cambio, la futura concesionaria tiene que comprometerse a contratar a 68 operarios más e invertir 13,4 millones en nueva maquinaria y contenedores.

Este refuerzo irá destinado especialmente a ampliar el servicio de fines de semana. Así, se quiere haya operarios de limpieza viaria durante las tardes, que actualmente no hay. También se pretende que estas nuevas contrataciones cubran las vacaciones del personal para evitar que se resienta el servicio en este periodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios