Jerez

El culpable sigue en libertad

  • El verdadero autor del robo que mantuvo quince días a un joven inocente en prisión no ha sido aún detenido · En un vídeo narra detalles del delito que le autoinculpan

El presunto autor del robo a mano armada que provocó que el joven jerezano David Fernández Heredia pasara quince días en prisión como recluso preventivo sigue en libertad. Aquí va un dato más que destacable. Hay un vídeo de carácter extrajudicial que ha fue grabado por el abogado de David, Gregorio Gómez, en el que el verdadero autor "narra aspectos del robo a mano armada que tan sólo pueden conocer él y la víctima", defiende el letrado. Según ha podido saber este medio, el verdadero autor del robo a punta de cuchillo del bolso "narra en dicho vídeo cómo se camufló tras unos coches antes de hacerse con el bolso por la fuerza, así cómo qué hacía la víctima en dichos momentos previos al delito", apunta el letrado Gómez Revuelto.

Un hecho especialmente destacable, y que vino unirse a la triste sucesión de desafortunados sucesos que acabaron con David Fernández Heredia en prisión, es que el ladrón, nada más perpetrar el robo se dirigió a las escaleras que conectan los bloques de la avenida de la Manzanilla con la avenida de Trebujena, la cual cruzó, antes de perderse en las casitas bajas. Este hecho motivó que el Cuerpo Nacional de Policía patrullara intensamente la zona en las horas posteriores a la búsqueda del presunto autor. La certeza finalmente confirmada de que el autor del robo a punta de cuchillo vivía en el barrio era absoluta. Es más, amigos de la familia del joven David aseguraron a este medio que muchos vecinos, conocedores de las virtudes y defectos de C.M.A., el autor del robo, comentaron la forma en la que éste intentó variar su aspecto físico en las horas posteriores al robo, como fue por ejemplo peinarse de otra forma y cambiar por completo su indumentaria.

Lo que nadie pone en duda en las casitas bajas del Polígono de San Benito es la actitud de la familia de C.M.A. que en todo momento le mostró su repulsa acerca de que un vecino pudiera pagar con la cárcel por un acto delictivo que, todas las pruebas así lo señalaban, él había perpetrado.

David Fernández Heredia llegó a perder la fe en que se pudiera demostrar su inocencia después de que la víctima, que era una funcionaria de prisiones curiosamente, le señalara como el autor de un robo a mano armada, un delito castigado con una pena comprendida entre los tres años y medio y los cinco años de prisión. "Llegué a sentirme tan mal que solicité el traslado al módulo de respeto". Éste es el módulo 'E' de la prisión de El Puerto, un módulo donde no se permite trapicheo alguno con drogas y donde sólo permanecen personal 'limpio', es decir, que no consume ni trafica con estupefacientes.

Afortunadamente para David, a las 20,55 horas del pasado miércoles le llegó la orden de puesta en libertad. Contra él siguen pesando los cargos de robo aunque es de esperar que en los próximos días la situación se normalice desde un punto de vista legal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios