Economía municipal

Un plan de ajuste del Ayuntamiento de Jerez incumplido año a año

Fachada del Ayuntamiento de Jerez. Fachada del Ayuntamiento de Jerez.

Fachada del Ayuntamiento de Jerez. / Miguel Ángel González

Escrito por

· E. M. Cañas

Redactor

Desde 2012, el Ayuntamiento de Jerez está sometido a un plan de ajuste, un documento aprobado por el Ministerio de Hacienda y de obligado cumplimiento donde se establecen las medidas para aumentar sus ingresos y reducir sus gastos con el objetivo de mejorar su situación económico-financiera. Sin embargo, y tal y como ha venido advirtiendo la Intervención Municipal y ahora ha ratificado el Tribunal de Cuentas, este se ha incumplido de manera continua por lo que la situación financiera del Consistorio “ha empeorado significativamente”, tal como concluye el organismo fiscalizador en un informe que se hizo público días atrás sobre la gestión económica municipal en 2020 y 2021 (en esos años el PSOE estaba al frente del gobierno de la ciudad).

En este sentido, se apunta que la entidad local sigue sin alcanzar los niveles de ahorro comprometidos debido a que no se han aplicado las medidas de incremento de los ingresos, aunque sí logró cumplir con sus compromisos de reducir sus gastos en materia de personal entre 2015 y 2021. Ahora bien, el Tribunal de Cuentas advierte de que el Ministerio le envió varios requerimientos al gobierno municipal alertando de la desviación, muchos de ellos no respondidos por el Consistorio. A pesar de ello, según apunta el órgano fiscalizador, Jerez ha continuado financiándose de la línea de crédito habilitada por la administración central para los ayuntamientos con problemas financieros, los denominados fondos de ordenación.

Así, según los cálculos recogidos en el informe, el Ayuntamiento debería haber obtenido un ahorro de 9,5 millones de euros por la aplicación de las medidas contenidas en el plan de ajuste; sin embargo, solo consiguió unos 362.000 euros. En cuanto a los gastos, sí logró ahorrar por encima de lo planificado pues de los 9,6 millones previstos inicialmente llegó hasta los 11,2 millones.

Sin embargo, el Tribunal considera que en los últimos años ha empeorado la situación financiera municipal basándose en magnitudes como el saldo de operaciones no financieras (la capacidad que tiene la entidad local para financiar sus gastos de funcionamiento sin tener que recurrir a financiación exterior) y el ahorro neto.

Menos ingresos de los previstos

Las medidas incluidas en el plan de ajuste para aumentar los ingresos, que se han mantenido prácticamente invariables desde 2015, contemplaban, entre otras, subidas tributarias mediante la aplicación anual del IPC, supresión de exenciones y de bonificaciones fiscales, la mejora de la eficiencia recaudatoria en algunos impuestos y un aumento de las tasas municipales para que financien los servicios que se prestan con ellas.

Sin embargo, las escasas ocasiones que el anterior gobierno del PSOE trató de aprobar en pleno subidas tributarias no salieron adelante de ahí que esta medida apenas le haya reportado unos 45.000 euros de ahorro en los seis años de vigencia del plan de ajuste analizados. Únicamente lo logró con un incremento de las cuotas del IAE (Impuesto de Actividades Económicas) que posteriormente fue tumbado por el TSJA (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) por no estar correctamente motivada.

Precisamente, los únicos incrementos en el apartado de ingresos vinieron propiciados por una mayor recaudación del IAE con un programa de inspecciones de fraudes que realizó durante un par de años a través de una empresa contratada y con la supresión de bonificaciones en el Impuesto de Construcciones (ICIO). En cambio, tal y como detalla el Tribunal de Cuentas, no hubo mejoras en algunas medidas tales como la correcta financiación de tasas y servicios públicos o la potenciación de subidas tributarias, entre otras.

Ahorro en gastos con la amortización de plazas

El Ayuntamiento de Jerez sí logró cumplir con el objetivo de ahorro fijado por el plan de ajuste en materia de gastos fundamentalmente a la amortización de plazas entre la plantilla municipal, una de las medidas comprometidas con el Ministerio de Hacienda. En este sentido, el Tribunal reconoce el “esfuerzo” realizado en la contención del gasto.

Así, las amortizaciones de puestos por jubilaciones y otros ceses de actividad de laborales indefinidos por causas ajenas a la administración le ha reportado al Consistorio unos 4,1 millones de euros de ahorro entre 2015 y 2021, un 276% de lo previsto inicialmente. Esta misma medida se ha aplicado también en los entes dependientes (empresas y fundaciones municipales).

En cambio, no alcanzó las reducciones de gasto comprometidas en otras medidas tales como la reducción de contratos menores —unos 900.000 euros menos respecto a lo inicialmente planteado— y se aumentó el coste en la ejecución de trabajos por parte de empresas que podría hacer personal municipal —unos 92.000 euros más de lo inicialmente previsto—.

Empeoramiento de las principales magnitudes

Tras analizar el grado de cumplimiento del plan de ajuste, el Tribunal de Cuentas analiza varias magnitudes sobre el estado económico financiero del Consistorio en el periodo analizado. Entre ellas, advierte del incremento de la deuda viva entre 2015 y 2021 por encima de las previsiones realizadas —en 2021 cerró con un pasivo financiero de 918 millones de euros— debido a que el Ayuntamiento ha continuado acogiéndose año a año al fondo de ordenación para liquidar facturas con proveedores o abonar sentencias judiciales.

Por otro lado, alerta del aumento del saldo negativo de las operaciones no financieras —2021 finalizó con 44 millones de euros en números rojos—, y del ahorro neto negativo —unos 53,5 millones—.

Sí reconoce que el Ayuntamiento logró cerrar 2021 con un remanente de tesorería para gastos generales positivo de algo más de cinco millones de euros cuando en las previsiones iniciales contemplaba seguir en negativo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios