ESPACIO PATROCINADO POR ALBERTO VILLAGRÁN INMOBILIARIA

“Es fundamental fomentar la humanización entre el médico y el paciente-familia”

  • Entrevista con Juan Carlos Durán Alonso. Médico especialista en Geriatría y Académico

“Es fundamental fomentar la humanización entre el médico y el paciente-familia” “Es fundamental fomentar la humanización entre el médico y el paciente-familia”

“Es fundamental fomentar la humanización entre el médico y el paciente-familia”

-Usted aseguró a pies juntillas en su discurso de ingreso como Académico Numerario de la Real Academia de San Dionisio que mejorar la humanización de la asistencia es el gran reto actual de los profesionales de la Salud. ¿Hasta qué punto resulta fundamental establecer una estrecha y fluida relación entre el médico y el paciente?

En los últimos años hemos vivido un rápido avance en Medicina, con grandes mejoras en los métodos diagnósticos que nos ayudan a conocer con mayor precisión las enfermedades, así como en los tratamientos, y técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, que nos ayudan a una pronta recuperación. Opino que la tecnología debe estar siempre al servicio del médico, para ponerla en disposición de sus pacientes. La relación médico-paciente ha cambiado. Ha pasado de ser una relación paternalista, donde el médico opinaba lo que había que hacer y el paciente obedecía, a una relación de autonomía, donde el paciente de forme libre, consciente y bien informado por el médico, es el que decide la opción que más le conviene para mantener su estado de salud. Pero disponiendo de la mejor sanidad del mundo, vemos como muchos pacientes se quejan de que el médico no les trató bien, que no les escuchó, no les miró en la consulta, que se limitó a escribir en un ordenador, mandarle un medicamento, o derivarlo a un especialista.. Ven deshumanizada la asistencia. Por tanto, considero fundamental para mejorar nuestra sanidad, fomentar una relación humanitaria entre el médico y el paciente-familia.

-El especialista en Geriatría es un profesional esencial en la sociedad de hoy día. ¿Un buen geriatra debe ser asimismo un buen comunicador con habilidades de empatía y cercanía?

Estamos viviendo un progresivo envejecimiento de la población. Conocer el proceso de envejecimiento y las peculiaridades de las enfermedades en esta etapa de la vida: cronicidad, tendencia a la discapacidad, repercusión en la capacidad funcional o en la capacidad mental, y en muchas ocasiones acompañadas de problemáticas sociales concretas, hace que la especialidad de Geriatría sea cada vez más necesaria. Debemos saber valorar a los mayores de forma integral, y trabajar en equipo con otros profesionales de salud imprescindibles para la atención del anciano, como enfermería, trabajo social, fisioterapia, terapia ocupacional o psicología. La cercanía a los mayores es fundamental, conseguir que se sientan escuchados y atendidos, comunicarles sus problemas de salud, aconsejarles por la mejor opción y asegurarnos que lo han entendido bien a veces es difícil. Trabajamos mucho con los cuidadores, pero no por ello debemos tratar a todos los mayores como niños. Siempre que tengan sus capacidades mentales conservadas, deben ser ellos los que decidan sobre su salud. No debemos dejar de hacer porque sean mayores, si bien tenemos que medir mucho las ventajas y los posibles inconvenientes que determinados tratamientos pueden producirles. El objetivo para mí es siempre darles más vida a los años, más que prolongar los años sin calidad de vida.

-¿Cómo valora la obra -la aportación- de Gregorio Marañón a la Historia de la Medicina?

Lo que en mi opinión más aportó a la medicina fue su visión de la historia clínica detallada. La anécdota que más me ha gustado de su vida fue la respuesta que dio a un periodista cuando le entrevistaba, pidiéndole que le dijera cuál consideraba que era el mejor avance de la medicina en el siglo XX, y le contestó que sin lugar a dudas fue la silla. La silla que le permitía al médico sentarse enfrente del paciente, para escucharle con atención y explorarlo con detenimiento.

-¿Qué ha supuesto para usted ingresar como Académico Numerario en la Real Academia de San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras?

Formar parte del cuerpo de Académicos de nuestra jerezana institución que cuenta con 70 años de historia, es un gran honor y una responsabilidad, ya que nos comprometemos con ayudar y colaborar en la cultura de nuestra sociedad. Espero poder estar a la altura de estos compromisos, y hacerlo con mucha ilusión.