Jerez

La incidencia de la gripe se sitúa en 113 casos por 100.000 habitantes

  • Se prevé un aumento progresivo en las próximas semanas

  • El servicio de Urgencias del hospital observa ya un incremento de la demanda por patologías respiratorias

Una enfermera pone la vacuna de la gripe a una mujer el pasado octubre en Jerez Centro.

Una enfermera pone la vacuna de la gripe a una mujer el pasado octubre en Jerez Centro. / miguel ángel gonzález

Según el dato más reciente del Informe Semanal de Vigilancia de Gripe en Andalucía, correspondiente a la última semana del año, la tasa de incidencia de la enfermedad en ese periodo para la provincia de Cádiz, extrapolable a la del área sanitaria de Jerez, es de 113,31 casos por 100.000 habitantes, ligeramente más leve que la semana anterior, donde la tasa se situó en 118,16 casos. Pese a que en zonas del Norte del país la actividad gripal es ya bastante virulenta e incluso se ha producido un adelanto del pico de la epidemia, las tasas en nuestra zona no son todavía excesivamente elevadas aunque se ha superado el umbral basal fijado para la temporada 2016-2017. Lógicamente lo peor está aún por llegar y en unas semanas se prevé que se alcanzará el pico de esta enfermedad.

El pasado diciembre el Servicio Andaluz de Salud (SAS) activó el plan de alta frecuentación en los hospitales y centros de salud, con el objetivo de hacer frente a un incremento de la demanda, sobre todo, en los servicios de Urgencias. Según la Consejería de Salud, las personas que más acuden a los puntos de Urgencias son pacientes mayores aquejados por diferentes patologías crónicas y en general pacientes pluripatológicos, cuyas enfermedades base se descompensan con el frío y los virus circulantes, entre ellos, el de la gripe. Las Urgencias del hospital de Jerez han observado ya un aumento de la demanda por patologías respiratorias, dentro de lo que era previsible en estas fechas del año.

El virus de la gripe predominante entre los casos diagnosticados hasta es el momento es el del tipo A subtipo H3N2. En términos generales, la gripe comienza de forma súbita con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, malestar general, congestión nasal y tos y aunque se trata de una enfermedad leve en algunas personas mayores, o con determinadas enfermedades crónicas, puede causar complicaciones graves, sobre todo respiratorias.

La Consejería de Salud asegura que para afrontar la gripe, como cualquier otra enfermedad, es importante contar con unos hábitos de vida sanos, que engloban desde una alimentación equilibrada que incluya todos los nutrientes necesarios hasta la realización de ejercicio físico y evitar hábitos como el tabaquismo o el sedentarismo. Pero además para evitar su propagación se recomienda adoptar una serie de medidas higiénicas: taparse la boca al toser o al estornudar, preferiblemente con el codo, usar pañuelos desechables, lavarse con frecuencia las manos, sobre todo después de haber tosido o estornudado, y procurar no reutilizar los pañuelos empleados al estornudar o limpiar las secreciones nasales. Estas medidas higiénicas deben extremarse, según la Consejería de Salud, en los lugares donde exista aglomeración de personas o en trabajos de cara al público, "donde cobra especial importancia el lavado periódico de las manos, que evita multitud de enfermedades que se transmiten por esta vía".

A finales de octubre la Consejería puso en marcha la campaña de vacunación contra la gripe y en la provincia se puso a disposición de los grupos de riesgo 144.100 dosis. Entre estos grupos están tanto adultos como niños con enfermedades de carácter crónico, además de los mayores de 65 años. Se recomienda también la vacuna a profesionales de la salud y de los servicios comunitarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios