Jerez

El jerez no tiene nada que perder en Asia

  • El mercado asiático se ha convertido en motor del consumo mundial del vino, con China y Hong Kong como referentes · El Marco tiene un largo camino por recorrer tras los tímidos intentos por penetrar en la región

El vino de Jerez tiene mucho camino que recorrer para recuperarse de la caída de ventas acumulada en los últimos años, y que afecta básicamente a sus mercados tradicionales, el Reino Unido, Alemania y Holanda, que concentran el 60% de las ventas totales, con 27,3 millones de los poco más de 46 comercializados en 2009.

Crisis a un lado, la evolución de las ventas del jerez en los últimos cinco años evidencia el desplome en estos tres mercados clásicos, en los que de 2005 a esta parte se han dejado de comercializar más de 11 millones de litros de los 14 millones en los que han descendido en su conjunto las salidas de bodegas.

Hecho el diagnóstico, el Consejo Regulador y el sector se propusieron dar un vuelco a la situación, para lo que introdujeron cambios sustanciales en el reparto de los fondos de promoción. Sin renunciar a los destino tradicionales, se pegó un bocado a sus presupuestos para empezar a mirar a otros mercados, en particular a Estados Unidos y Asia, llamados a ocupar a medio plazo el liderazgo y un puesto de honor, respectivamente, en el consumo mundial del vino.

Pero la crisis se interpuso en el camino y, a las primeras de cambio, dio al traste con los esfuerzos realizados en los dos últimos años, en los que a la caída de los tradicionales se une la del resto de mercados exteriores, en los que se ha dejado 1,2 millones de litros (casi un 17% de ventas).

En el caso de Estados Unidos, el descenso en los dos últimos años supera el 10% (de 1,8 a 1,6 millones de litros), algo más moderado que el registrado en el continente asiático, donde los principales destinos acumulan más de un 20% de caída, que se eleva por encima del 30% en Japón, donde se centran mayoritariamente los esfuerzos del Marco.

El problema no afecta exclusivamente al jerez, ya que, en general, las exportaciones de los vinos españoles se han visto ampliamente mermadas por la crisis de consumo, hasta el punto de perder el año pasado un 10% en volumen, un 13,5% en valor y un 4% en el precio medio de la botella.

Dentro de los malos resultados, los vinos españoles lograron salvar el año en Estados Unidos con una caída del 1% en volumen, que sitúan a Estados Unidos como el séptimo destino con 53 millones de litros vendidos. En valor, sin embargo, el descenso en el mercado norteamericano fue del 4,3%, dos puntos menos que en Japón (-6,3%).

Ni Japón ni ningún otro país asiático figura entre los diez primeros mercados de destino de los caldos españoles, que como el jerez, no han sabido aprovechar el tirón del consumo de vino en Asia, que se ha disparado, sobre todo en Hong Kong y China, a un paso de convertirse en el séptimo consumidor mundial en 2013, ranking que a día de hoy lidera Italia, seguida de Francia y Estados Unidos.

Un estudio para la feria Vinexpo Asia-Pacífico, presentado días atrás, desvela que el consumo de vino en Asia progresó un 51,9% entre 2004 y 2008 y subirá 25% de aquí a 2013.

Ysi los expertos ven a Asia como la “locomotora” del consumo de vino en el mundo, China y Hong Kong son los conductores, la primera por su fuerte crecimiento económico y la expansión de su clase media –China beberá 1.260 millones de botellas de vino en 2013–, la segunda por su dinamismo, que ha disparado el consumo entre 2004 y 2008 en un 76%, hasta alcanzar los 3,6 litros por persona, contra los 2,5 litros de Japón y 2,1 de Singapur. A modo de comparación, el consumo medio por habitante en Francia es de 50 litros anuales.

La posición de salida del jerez es otro handicap, ya que en el mercado chino las ventas se han reducido desde 2007 en dos tercios (de 10.886 litros a 3.231), mientras en Hong Kong la evolución es a la inversa, con un aumento desde los 5.329 litros a los 8.562. Evidentemente, las exportaciones al mercado asiático del jerez son insignificantes para su volumen total de ventas –Asia representa un 0,4% del total–, pero hay que aprovechar cualquier oportunidad, aunque los vinos tranquilos tengan ventaja de salida por su actual posición en aquella región.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios