Jerez

Unas mil personas intentan dejar el tabaco en los centros de salud

  • Los fumadores entre 40 y 50 años son los más dispuestos a abandonar el hábito

El porcentaje de fumadores en la provincia se encuentra dos puntos por debajo del andaluz: e l 29% de la población, en sintonía con las cifras que se dan en el resto del país y actualmente unas mil personas intentan dejar el hábito con ayuda médica en los centros de salud del distrito sanitario Jerez-Costa Noroeste. La cifra se mantiene desde hace unos años, con ligeras oscilaciones, y la entrada en vigor de la modificación de la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo, que restringe los lugares en los que se permite fumar, ha supuesto un aumento de las personas decididas a dejar el hábito difícil de evaluar, ya que según la responsable del Programa de tabaquismo del distrito, Pepa Rojas, mientras en unos centros sí se observa un incremento de la demanda no ocurre lo mismo en todos. "Lo que sí es cierto es que cada vez hay más información entre los fumadores sobre la ayuda que se pueden encontrar en todos los centros de salud para dejar de fumar", asegura esta profesional. Considerado el tabaquismo como una enfermedad crónica, sujeta por tanto a recaídas, las terapias que combinan el tratamiento sicológico con el farmacológico, que son las que consiguen mejores resultados, apuntan a un porcentaje de éxito de entre el 35% y el 40% durante el primer año, que es el periodo en el que se hace el seguimiento a la persona que ha acudido bien a terapias grupales o individuales a los centros de salud. Más complicado es cifrar el número de personas que recaen y no vuelven a acudir a un centro de salud o los que por su cuenta intentan dejar el hábito.

Desde que se puso en marcha en 2006 los programas contra el tabaquismo todos los centros de salud del distrito cuentan actualmente al menos con un médico y un enfermero dedicados a esta iniciativa. Además el SAS ofrece un servicio gratuito de deshabituación tabáquica por teléfono, que se adapta al demandante y le acerca los recursos sin necesidad de desplazamientos. Al mismo se accede a través del teléfono 900 850 300 o del de Salud Responde (902 505 060). Si hubiera que hacer un perfil del fumador que intenta abandonar el tabaco, la edad estaría entre 40 y 50 años. "Es en esta edad en la que se concentra el mayor número, porque empiezan a tener problemas de salud o bien los observan en familiares o conocidos", mantiene Rojas.

Ayer, Día Mundial Sin Tabaco, tanto el distrito sanitario como el hospital, en cuya Unidad de Salud Mental se lleva a cabo una experiencia para el abordaje del tabaquismo desde 2010 con resultados muy positivos, se volcaron en esta celebración con mesas informativas, valoración a los fumadores mediante el test de dependencia y cooximetría, concurso de fotografías y de dibujo infantil, entre otras actividades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios