Jerez

La plantilla de Acasa denuncia el impago de la nómina de junio

  • El gobierno está "en conversaciones" para pagar a los trabajadores "cuanto antes"

Parece que la historia se repite en la plantilla de Acasa, pero con algunos 'capítulos' nuevos. Los trabajadores de la concesionaria se vieron obligados ayer a salir a la calle y concentrarse ante el Ayuntamiento para denunciar el impago de la nómina de junio. Eso sí, en esta primera concentración ante el Consistorio, la alcaldesa, María José García-Pelayo, recibió al comité de empresa para poner sobre la mesa la situación actual del servicio en la ciudad. "Es cierto que la cosa está muy negra, pero hemos dado un gran paso porque nos ha recibido, así que la vía del diálogo está abierta", declaró Esther Hidalgo, del comité.

Aunque en principio los trabajadores avisaron de que la protesta continuaría durante la jornada de hoy, lo cierto es que tras el encuentro con la regidora decidieron esperar a conocer las posibles negociaciones del Ayuntamiento con la Junta. "Estamos en conversaciones con la consejería de Bienestar Social para intentar que nos certifiquen los fondos que vamos a recibir el mes que viene para el servicio de dependencia y así poder negociar con los bancos y pagar cuanto antes", avanzó ayer la alcaldesa a este diario, quien remarcó que "conocemos la situación de este colectivo muy bien y no nos vamos a quedar de brazos cruzados".

La última transferencia del Gobierno autonómico se produjo en mayo y la siguiente cantidad, de 480.000 euros, se entregará el próximo mes. La incertidumbre y crítica de la plantilla radica en que ese importe se destine a "otros asuntos" del Ayuntamiento. A pesar de que antes del encuentro con García-Pelayo denunciaron que "mientras que la plantilla municipal no cobre la paga extra no vamos a cobrar nuestras nóminas", tras la reunión el comité confía en lo que la alcaldesa les comunicó. "Nos ha dicho que el dinero de Dependencia es nuestro, pero el problema está en la caja única del Ayuntamiento", comentó Hidalgo.

Por su parte, la presidenta del comité, Encarnación Barrios, lamentó tomar medidas de presión como las concentraciones pero recalcó que "nosotros pedimos el sueldo de haber trabajado el mes y después que se busquen recursos para la extra. Trabajar hemos trabajado todos y el dinero es nuestro" y anunció que de no tener solución "no nos importa cortar tráfico o recuperar las cadenas".

En cuanto a la concesionaria, la regidora popular señaló que "se trata de un servicio deficitario pues la subvención de la Junta no cubre el coste total. Hay que equilibrar el coste de la producción porque a la empresa se le debe una cantidad reconocida de 799.000 euros y otra de 650.000 aún no aprobada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios