Sociedad

Una prueba de lo que son capaces de hacer treinta asociaciones

  • Los Museos de La Atalaya acogieron ayer la celebración del Día Mundial de la Discapacidad con diversos homenajes

Los Museos de La Atalaya acogieron ayer, con un poco de antelación, la celebración del Día Mundial de la Discapacidad, una jornada en la que una serie de colectivos demostraron que ellos también pueden, que ellos también son capaces, pero que necesitan, como cualquiera, necesitan el mayor número de manos en las que apoyarse. Precisamente esta idea es en la que está basado el vídeo de la campaña de sensibilización Reddiscapacidad 'Manos que impulsan, manos que sostienen', que fue muy aplaudido por los asistentes. Entre ellos se encontraban la alcaldesa María José García-Pelayo, la delegada municipal de Bienestar Social, Igualdad y Salud, Isabel Paredes, el delegado provincial de Desarrollo y Bienestar Social, Alfonso Candón, y representantes de treinta asociaciones de personas con discapacidad.

En el acto tuvo también lugar la entrega de los premios Accesos, que han recaído en el Complejo Deportivo Jerez Sur, la Clínica Instituto Charbel y la productora Winona Forever. Cruz Roja recibió asimismo una mención especial y también hubo un homenaje a la Asociación de Padres de Niños con Síndrome de Down (Aspanido) por su veinte aniversario.

Finalmente, un grupo de jóvenes de las asociaciones Aspanido y Afanas interpretaron una obra de teatro titulada 'Una carta muy especial', que recibió una fuerte ovación.

En su intervención, María José García-Pelayo aseguró que "Jerez no va a dar ni un solo paso atrás en materia de políticas sociales". Reconoció que "el próximo será un año difícil en materia económica, pero un año en el que no se van a tocar las políticas sociales y cuando vengan tiempos mejores, seréis los primeros en notarlo". Asimismo, señaló que "aunque no hay dinero, hay ilusión y en ese sentido las puertas van estar siempre abiertas".

La gerente de Afanas, Gema Fernández, dijo que "la celebración de este día para nosotros es una tradición muy emocionante porque supone el reconocimiento de una situación, de un colectivo de personas que tienen una situación circunstancial, que necesitan una serie de apoyos para integrarse y para llevar adelante un proyecto vital en igualdad de condiciones que otro ciudadano cualquiera".

Aunque admitió que "en nuestra situación actual se han producido avances, porque se han reconocido una serie de derechos, que es importantísimo, pero estamos todos con esta incertidumbre de cuál es el futuro que nos espera".

En este sentido, insistió en que "estamos todos con la incertidumbre de si va a haber recursos para poder llevar a cabo todos estos reconocimientos de derechos que hemos conseguido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios