Jerez

Los relevos en las concesionarias desatan los conflictos laborales

  • Los trabajadores del alcantarillado desconvocan la huelga al garantizar la alcaldesa su subrogación y la plantilla de calas toma el relevo al anunciar paros parciales del servicio

Las plantillas de las concesionarias municipales se relevan para ir a la huelga. Mientras los trabajadores de las obras y servicios de las redes de abastecimiento y alcantarillado decidió ayer desconvocar la huelga de hambre que tenía previsto iniciar hoy, los empleados de la empresa que realiza las calas solicitaron permiso a la Subdelegación del Gobierno para realizar paros indefinidos de cuatro horas hasta que se aclare su futuro.

En ambos casos, la inseguridad laboral por la difícil situación económica que atraviesa el Ayuntamiento fue el móvil de las convocatorias, a la que el comité de Imasapi decidieron renunciar tras la reunión mantenida por responsables municipales y de la empresa adjudicataria del servicio con los representantes sindicales, en la que la alcaldesa, Pilar Sánchez, se comprometió a garantizar la subrogación de los trabajadores y sus derechos ante el inminente cambio de concesionaria.

CCOO y Ayuntamiento remitieron sendos comunicados de prensa, el primero para informar de la desconvocatoria de las movilizaciones previstas, decisión que deberán ratificar hoy los trabajadores en asamblea; el segundo, para anunciar el compromiso de la alcaldesa, tras la denuncia del contrato con Imesapi, en el proceso de adjudicación iniciado y para el que esta semana vence el plazo de presentación de ofertas.

Los trabajadores de Imesapi se habían concentrado por la mañana en la plaza del Arenal, donde a pocos metros también se concentraron los empleados de Manuel Alba, concesionaria que, curiosamente, tomó el relevo de la anterior en el servicio de calas y cuya plantilla de 25 trabajadores reclama al Ayuntamiento garantías de continuidad ante el también inminente cambio de manos de la concesión.

A diferencia de los trabajadores del alcantarillado, los de las calas y sus representantes sindicales no fueron recibidos por ningún responsable municipal, por lo que tras la concentración a las puertas de Urbanismo acordaron convocar paros indefinidos de cuatro horas a partir de la próxima semana para exigir la subrogación de sus contratos por parte de la nueva concesionaria y, en caso de que la adjudicación quede desierta, que el Ayuntamiento se haga cargo de los mismos.

Según explicó Pedro Alemán, el secretario comarcal de UGT, sindicato mayoritario en Manuel Alba, los trabajadores también deberán ratificar hoy en asamblea la decisión, para la que ya han solicitado permiso a la Subdelegación del Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios