Jerez

Las trabajadoras de Acasa piden la marcha de la concesionaria

  • La empresa debe cuatro meses a sus empleadas, que hablan ya de una situación "límite"

El particular 'vía crucis' de las trabajadoras de Acasa parece no tener solución. El final feliz planteado por la alcaldesa de la ciudad el pasado 29 de noviembre, cuando anunció el nuevo convenio con la Junta, no ha sido tal, y lo cierto es que las empleadas prosiguen, a día de hoy, sin estar al día, y lo que es peor, acumulan ya cuatro nóminas impagadas.

La situación alcanza límites de desesperación entre dicho colectivo, que después de infinitas movilizaciones, con numerosos actos de protestas, incluidos un encierro y una acampada, continúan sin arreglar sus problemas.

Su presidenta, Encarnación Barrios, hacía ayer, en compañía de otros miembros del comité de empresa y representantes de los grupos sindicales de Jerez, UGT, CCOO y CGT, un llamamiento a a todas las partes implicadas "empresa, Ayuntamiento de Jerez y Junta de Andalucía para que solucionen esto de una vez sin que los trabajadores seamos moneda de cambio".

"No sabemos cuándo vamos a tener el próximo cobro, porque nos aseguran que hasta el día 20 de marzo no va a haber ningún ingreso más de la Junta de Andalucía, y esto no es vida. Nos deben cuatro nóminas, más los atrasos, premios anuales, e incluso las liquidaciones de trabajadoras que han terminado su contrato", continuó.

Desde el comité se solicitó la marcha de Acasa "porque para nosotros que continúe significa acumular más deudas. Es más, somos nosotros los que estamos pagando Seguridad Social y las que estamos tirando del carro de esta empresa porque estamos poniendo dinero de nuestros propios bolsillos para desplazarnos hasta nuestros puestos de trabajo".

Asimismo, se pidió que en caso de cambiar de concesionaria "tuviera cautela a la hora de dar el servicio a otra empresa, porque nos merecemos que de una vez llegue una empresa solvente y no nos haga pasar este calvario que dura ya cinco años".

Rafael Tejada, de Comisiones Obreras, fue contundente en su discurso y calificó la situación como "insostenible". Además, reconoció que Acasa "sólo ha traído conflictos, incertidumbre y miseria a las cuatrocientas trabajadoras, por eso pido que pague lo que debe y se vaya de esta ciudad".

Tejada anunció que "vamos a denunciar a la empresa ante la Inspección de Trabajo por el incumplimiento reiterado del convenio colectivo en cuanto a pagos de salarios, deben dinero del año 2011".

En la misma línea se pronunció Pedro Alemán, de UGT, que admitió que Acasa "nos ha dicho que está dispuesta a irse y a facilitar los medios necesarios para que el Ayuntamiento se haga cargo de este servicio".

Por su parte, Juan González, de CGT, insistió en que "la responsable de esta situación es la Junta de Andalucía, que debe dos millones de euros y tiene olvidado a este colectivo. Sólo pedimos a esta institución que haga frente a la deuda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios