Jerez Industrial

La salvación, un paso más cerca (3-2)

  • Un inicio espectacular permite a los jerezanos mandar con un cómodo 2-0 antes de los diez primeros minutos · Carrasco y Bello perdonan, el equipo paga el esfuerzo físico y acaba pidiendo la hora

Comentarios 5

Diez minutos espectaculares propiciaron que el Jerez Industrial afrontase el partido con mucha tranquilidad... hasta que el físico aguantó.

Se veían las caras último y penúltimo, los dos peores equipos de la categoría. Además, los jerezanos afrontaban el primer partido de la era pos Ricardo García como la primera de las finales que tienen hasta final de campaña para escapar del descenso. Una derrota habría sido definitiva frente a un rival que se habría escapado a seis puntos. Pero pasó todo lo contrario y el Industrial ganó y aunque sigue colista por el triple empate a 19 puntos con Moratalla y Águilas acorta distancias con la permanencia, que ahora tiene a siete puntos. El primer paso para otra remontada épica ya se ha dado.

Inició el choque el Jerez Industrial revolucionado, presionando arriba como hasta ahora no se le había visto en toda la temporada. Y tuvo la suerte de ponerse por delante a los dos minutos en la primera ocasión gracias a un golpe de fortuna. Bello se marchó por la banda izquierda y Sívori, en su afán de despejar el centro del jerezano, introdujo el balón en su portería. Carrasco pudo hacer el 2-0 en el minuto 5 pero su lanzamiento se marchó a la derecha de Javi Soto tras un buen servicio de Valtierra. El delantero, que debutaba en La Juventud, sólo necesitó de una oportunidad para estrenar su casillero de goles con su nuevo equipo. Fue en el minuto 8 en un inapelable cabezazo rematando un perfecto servicio de Benítez. Minuto 10 y partido encarrilado.

El Águilas ni las veía venir y las ocasiones para sentenciar el partido fueron cayendo en cascada. Carrasco perdonó el 3-0 a los 25 minutos fallando incomprensiblemente delante de Javi Soto. El punta jerezano, con toda la portería para él, lanzó fuera. Poco después, el delantero de El Chicle tuvo otra gran ocasión, pero disparó al centro y Javi Soto rechazó con los pies.

El único acercamiento con peligro del equipo murciano fue en realidad fruto de un regalo local. Bornes elevó demasiado la pierna dentro del área y López López decretó juego peligroso. El libre indirecto, horriblemente ejecutado, quedó en nada. Sí pudo acortar distancias el Águilas a los dos minutos de la reanudación, en una falta en la frontal que Marc Martínez lanzó con un buen toque de balón y al que Alberto respondió con una gran parada. Poco después, López López echó una manita expulsando a Emilio por una entrada por detrás a Valtierra.

Con 2-0 y un jugador más los tres puntos parecían en el saco. Bello desperdició el tercero en una contra de libro que inició Manu y siguió Carrasco. La jugada acabó en la banda contraria, por la que entraba Bello como una exhalación. El centrocampista tuvo tiempo de bajar el balón con el pecho y elegir mil opciones. Sin embargo, le pegó con la zurda y mandó la ocasión a las nubes ante el estupor de la afición.

No perdonó minutos después Valtierra. El punta se ganó el respeto de todos en su primera comparecencia en La Juventud. Dos ocasiones, dos goles. El segundo, de muy bella factura, desmarcándose en el momento justo y tocando con el exterior por encima de Javi Soto, que había ido al suelo en su tentativa por evitar el 3-0.

Para entonces, los dos equipos estaban rotos sobre el césped. El Industrial se partió por la mitad: cinco defendiendo y cinco atacando. Y entraron las dudas. Sívori acortó distancias en el 66' recogiendo el rechace de un remate al palo y López López anulaba al Águilas el 3-2 por un fuera de juego que fue muy protestado por el equipo murciano.

Bello volvió a fallar un uno contra uno que ahora sí podría haber significado la sentencia y en el minuto 90 llegaba el 3-2, el miedo en el cuerpo de los presentes y los fantasmas regresaban a La Juventud.

Con el Jerez Industrial roto y sin banquillo en el que sustentarse, Sívori tuvo el empate en el 94' en un remate de cabeza que Alberto salvó in extremis. López López no quiso prolongar la agonía y señaló el final del partido y el comienzo del jolgorio local, que pese al sufrimiento vuelve a creer en la remontada y la salvación, aunque para ello el equipo debe empezar por mejorar en la parcela física

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios