El Cuarteto Quiroga y Goya Retratos de la vida de palacio

  • El Cuarteto Quiroga homenajea al Museo del Prado sumergiéndose de lleno en el mundo de las versiones historicistas con una grabación que se acerca al Madrid de finales del siglo XVIII

El Cuarteto Quiroga homenajea a Goya y al Museo del Prado El Cuarteto Quiroga homenajea a Goya y al Museo del Prado

El Cuarteto Quiroga homenajea a Goya y al Museo del Prado / Igorstudio

Comentarios 0

Entre las actividades que el Museo del Prado viene ofreciendo con motivo del bicentenario de su inauguración, figura la música, por más que la institución parezca esconderla, pues los conciertos celebrados en sus salas (y los por celebrar) son difíciles de encontrar en su web.

El aclamado Cuarteto Quiroga estuvo en el Prado, y su última grabación para el sello Cobra se planteó como parte de esas celebraciones. El conjunto se fue unos años atrás, al encuentro del pintor posiblemente mejor representado en la pinacoteca, Francisco de Goya. Y por eso tocó en la sala en la que se exhibe La familia de Carlos IV e imaginó el universo sonoro de los palacios que el artista aragonés frecuentó, e incluso los contactos que tuvo con los grandes compositores que pasaron por el Madrid de finales del siglo XVIII.

Lo dice bien Miguel Ángel Marín en sus notas al CD: “El retrato era a la pintura lo que el cuarteto a la música, géneros gestados en la intimidad que dotaban de una posición exclusiva a quien los encargaba”. Músicas domésticas, íntimas, cortesanas, que en las grandes capitales europeas que a finales del XVIII disponían de ciclos de conciertos públicos de abono (especialmente, París y Londres) empezaron a salir de los palacios de la realeza y de la aristocracia. Eso no ocurrió aún en Madrid, pese a lo cual, el relato sobre el peso que la música de cámara tuvo en la capital española está siendo seriamente revisado al alza por la moderna musicología. No menos de 200 cuartetos de cuerda fueron escritos en el entorno madrileño en el período clásico, y algunos son auténticas obras maestras.

El Quiroga escogió cuatro de cuatro compositores diferentes y montó cuerdas de tripa en sus instrumentos, a la manera de los músicos historicistas, para esta grabación realizada en Bélgica en diciembre pasado. La mitad de estas cuatro obras no se habían grabado nunca con anterioridad, a pesar de pertenecer a los dos compositores más conocidos: se trata del Cuarteto en mi bemol mayor Op.24 nº3 de Luigi Boccherini y del Cuarteto en si bemol mayor L.185 de Gaetano Brunetti.

La obra de Boccherini está datada en 1776 en el tiempo en que el compositor estuvo al servicio del infante don Luis, para quien también trabajó Goya. De hecho la portada del disco recoge un retrato de Goya de la familia del infante realizado en 1783 o 1784 que se encuentra hoy en la colección de la Fundación Magnani-Rocca, cerca de Parma, y en el que posiblemente esté representado el propio Boccherini (se ha identificado como el personaje de la casaca roja).

La familia del infante don Luis por Francisco de Goya (1783-84) La familia del infante don Luis por Francisco de Goya (1783-84)

La familia del infante don Luis por Francisco de Goya (1783-84) / Fundación Magnani Rocca

La obra de Brunetti se ha datado en torno a 1785, cuando el músico era compositor de cámara del príncipe de Asturias, el futuro Carlos IV, gran melómano y violinista al parecer muy notable. Es casi seguro que Goya se cruzó en la corte con Brunetti, como haría con otro músico de origen portugués que trabajó también para la corte, Joao Pedro de Almeida Mota, maestro de música en el Real Colegio de Cantores desde 1793 y cuyo Cuarteto Op.6 nº2 es la obra más tardía de las que se incluyen en este CD, pues se piensa compuesta en torno a 1808.

Fuera de la corte, pero muy cercano también al mundo goyesco, se movió el compositor toledano Manuel Canales, protegido de Fernando de Silva y Álvarez de Toledo, XII Duque de Alba y destinatario de las dos series de seis cuartetos que Canales produjo en los años 70, habitualmente consideradas las primeras muestras del género escritas por un músico nacido en España, y de las que forma parte el Op.3 nº5 que se incluye en este CD.

Formalmente las obras del disco responden a dos modelos: las de Boccherini y Brunetti son piezas en tres tiempos que siguen las maneras italianas, mientras que los otros dos cuartetos tienen los cuatro movimientos habituales de los cuartetos vieneses, establecidos en buena medida gracias a la obra de Haydn y cuya tradición acabó triunfando a través de Mozart y, sobre todo, Beethoven, a lo largo de todo el siglo XIX, tanto en la obra de los compositores románticos como en la apreciación de la musicología centroeuropea, responsable en buena medida de la creación del canon clásico que hoy sigue dominando el mundo de programadores y aficionados.

Por suerte, este repertorio ya no es infrecuente en festivales, salas y grabaciones. Ahora el registro del Quiroga, cuarteto de fama internacional, Premio Nacional de Música 2018, lo hará aún más accesible a todo el mundo.

EL CD EN SPOTIFY

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios