Conducir en verano

Los mejores trucos para ahorrar gasolina cuando usas el aire acondicionado

La temperatura debe oscilar entre los 21 y los 23 grados. La temperatura debe oscilar entre los 21 y los 23 grados.

La temperatura debe oscilar entre los 21 y los 23 grados.

Tras estos meses de inactividad, confinamiento y unas semanas en las que las que pasamos de alerta amarilla a alerta naranja por altas temperaturas casi cada día, muchos estarán ansiosos porque lleguen las vacaciones y coger el coche en dirección a su lugar de descanso.

En estos días de temperaturas y con un largo viaje por delante o, simplemente, para movernos por la ciudad, la Dirección General de Tráfico nos ofrece una serie de pautas para que puedas ahorrar en gasolina si haces uso del tan necesario aire acondicionado.

  • No te cueles con el termostato. Al igual que en nuestras casas, la temperatura dentro del vehículo tiene que ser razonable. Lo ideal es que la temperatura oscile entre los 21º y los 23º, por debajo de estos límites, se incrementa un 30% el consumo de gasolina de tu vehículo.
  • No enciendas el aire acondicionado justo al montarte en el coche. “Cuanto más calor haya dentro del coche, más combustible gastará el sistema de aire acondicionado al ponerse en funcionamiento. Por eso, es bueno disminuir de forma manual la temperatura del coche”, explican desde la DGT. Si, en los primeros minutos, aprovechas para airear el vehículo abriendo las ventanillas, además de respirar aire puro, saldrá el aire caliente que hay en el interior del coche. El truco que ofrecen desde la DGT consiste en “bajar la ventanilla de la parte trasera opuesta al conductor y abrir y cerrar la puerta del conductor varias veces. De esta forma, la temperatura bajará hasta diez grados de forma rápida”. Una vez alcanzada la temperatura deseada, ”activa la entrada de aire exterior. De esta forma, se reduce el consumo de combustible”.
  • Enciende el aire cuando tengas el motor en marcha. Es preferible que cuando enciendas el aire acondicionado, ya hayas iniciado la marcha, si lo haces con el motor apagado (además de enfriar mucho menos) únicamente servirá para gastar combustible. ¿Sabías que cuanto más rápido va el motor, mas refrigera?
  • Sube las ventanillas. Conducir con las ventanillas bajadas afecta directamente al consumo de combustible. Según desvelan los expertos, “el aire apenas se nota si vamos a menos de 80 km/h (recomendable cuando se circula por ciudad). Sin embargo, cuando el coche supera los 110 km/h, lo mejor es subir las ventanillas y poner el aire acondicionado, para no reducir la aerodinámica del coche y disparar el consumo de gasolina o gasoil. Esto podría suponer un ahorro de 0,3 litros cada 100 kilómetros”.
  • Ten siempre a punto tu vehículo. Además de las recomendaciones generales que nos ofrecen cada año antes de salir de vacaciones como comprobar el estado de las ruedas, el nivel de aceite y el nivel de agua, otro de los consejos básicos para ahorrar es que limpies el filtro del aire y lo sustituyas cuando sea necesario. “Un filtro sucio no enfriará correctamente y consumirá más combustible”, apuntan desde la DGT.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios