felicidad rodríguez. directora de la sede de la UIMP en La Línea

"Hay que abrir la Menéndez Pelayo a los temas de interés de los ciudadanos"

  • La ex diputada nacional del PP y ex decana de Medicina estrena su cargo al frente de la sede linense de la UIMP con la idea de abrir la entidad a la gente más allá de los cursos de idiomas.

Felicidad Rodríguez (Cádiz, 1959) asumió el pasado viernes su nuevo cargo como directora de la sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en La Línea. Simultaneará estas atribuciones con la Universidad de Cádiz, donde es profesora titular en el departamento de Anatomía y Embriología Humana desde 1987. También ha sido diputada en el Congreso por el PP (2011-2015) y, previamente, decana de la Facultad de Medicina de la UCA.

-¿Cómo recibe el encargo de dirigir la sede linense de la Menéndez Pelayo? ¿Qué supone en lo personal y en lo profesional?

-Fue una sorpresa. Hace un mes recibí el encargo del rector, César Nombela, al que conozco desde hace años por relaciones académicas. Me dio alegría y responsabilidad. Estoy muy agradecida al rector y al alcalde de La Línea por la confianza demostrada.

-¿Qué tal la adaptación?

-Los profesionales de la UIMP en La Línea me lo están poniendo muy fácil. Estoy en plena puesta al día, compaginándolo con la actividad docente en la Universidad de Cádiz en el departamento de Anatomía y Embriología Humana. Me dedico a la genética médica en la Facultad de Medicina puesto que la UIMP se nutre del profesorado de las universidades públicas. Es una de sus particularidades.

-¿Se adapta el cargo a su perfil académico?

-Mi vida académica está muy ligada a las relaciones internacionales, que es uno de los objetivos de la UIMP. La Menéndez Pelayo no es una universidad al uso, con sus grados y títulos, sino de especialización y donde la internacionalización tiene un papel importante.

-Una vez asentada en el cargo, ¿cuál es su objetivo principal?

-Dos: la internacionalización y la gente. La población del Campo de Gibraltar y, más concretamente, La Línea. Hay que programar actividades de alto nivel, colaborar con instituciones académicas como la propia UCA, las asociaciones profesionales y reales academias de todo tipo que hay en la provincia. También con los estudiantes.

-La Línea es uno de los tres centros de la Menéndez Pelayo en toda Andalucía. ¿Cuál es su oferta formativa?

-Hay programas fijos como los cursos de inmersión lingüística en inglés, que mueven alrededor de 800 alumnos y empiezan a finales de mayo, que se mantienen. A expensas del Patronato, mi propuesta es que se hagan programas de inmersión lingüística propios en varios idiomas para dar respuesta a las necesidades de idiomas de la gente del Campo de Gibraltar. La programación puede abarcar cursos largos de formación con títulos propios en colaboración con el ámbito académico pero también con las asociaciones profesionales y grandes empresas de la zona. Ya en planos más cortos, ofrecer cursos, conferencias y mesas redondas como una universidad internacional. Éste es un año de transición dado que hay actividades ya programadas que se llevarán a cabo, otras esbozadas que quiero desarrollar y nuevas actividades que ya estoy pensando.

-Dice que no es una universidad al uso. ¿Impregnará de su campo de trabajo a la UIMP?

-Sí. Y no por deformación profesional. Hay aspectos médicos y de formación para la salud que se pueden implantar con actividades sobre enfermedades raras o el cáncer. Estamos en un lugar privilegiado por la cercanía de África y somos puerta del Mediterráneo. Hay que aprovechar esos recursos. La rama humanística, social, técnica, científica o la salud. Todas las áreas del conocimiento tienen cabida aquí.

-¿Cree que la entidad es suficientemente conocida en la zona?

-Hay que insistir muchísimo en hacer partícipe a la población de que la UIMP no sólo son los cursos de idiomas. Hay que abrir la Menéndez Pelayo a los temas de interés de los linenses y de los ciudadanos para que el pueblo la sienta como algo suyo y la utilice.

-Además de los cursos y seminarios, ¿aquí se puede estudiar un posgrado?

-Sí. Hay programas avanzados de investigación tipo máster y estudios de doctorado. La idea es potenciarlos. Son líneas que ha iniciado la UIMP en otros lugares y que debemos extender. Ahora se está en una fase inicial de la acreditación de los másteres, pero por supuesto que profundizaremos. La puesta en marcha dependerá del Patronato y los plazos para dar un diseño acreditado. Ya se trabaja para ofertarlos lo antes posible.

-¿A qué entidades se va a presentar para pedir colaboración?

-Tengo una lista enorme: las grandes empresas, las asociaciones profesionales o la Guardia Civil.

-¿Y a Gibraltar?

-Sinceramente, no sé aún qué están haciendo en temas de internacionalización, posgrado o temas académicos que puedan casar con la UIMP. Sé que tienen grados pero nuestro sistema de referencia es el español. Conozco incluso mejor el sistema universitario marroquí. Tengo que ponerme a ver qué hay.

-Ya que cita Marruecos, ¿cómo?

-Las dos orillas están destinadas a entenderse. El personal de la Universidad Abdelmalek Essaadi tiene un alto nivel y gran experiencia en proyectos internacionales con la Unión Europea y universidades españolas en ámbitos como la ingeniería, ciencia y humanidades. Hay problemas que nos afectan a los dos y se pueden analizar las perspectivas de los académicos de las dos orillas. Esa vía de trabajo la tenemos más clara por tener identificadas las materias y las personas que pueden opinar desde cada una de las universidades con bagaje académico indiscutible.

-¿Qué es lo más inmediato?

-Ultimar el programa del próximo curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios