Provincia de Cádiz

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil exhibe músculo en su aniversario

  • El ministro del Interior destaca las virtudes de una unidad que considera "indispensable"

Hace 25 años el mar se tiñó de verde. Hace un cuarto de siglo las aguas españolas se hicieron más seguras, más humanas. Porque desde entonces, la Guardia Civil, garante de la ley en tierra, también empezó a patrullarlas gracias a la creación de su Servicio Marítimo, que ayer celebró este aniversario en el muelle de Cádiz en un acto que contó con la asistencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

Durante todo el fin de semana, diferentes unidades del Servicio Marítimo de la Benemérita han abierto sus puertas a los visitantes que se han interesado por su funcionamiento. Ayer, atracadas en el Muelle Ciudad, frente al lugar en el que se situaban las autoridades, las patrulleras Río Miño y Río Segura hacían las veces de testigos de lujo de una ceremonia que no sólo fue protocolaria, puesto que el coronel Salom, jefe del Servicio Marítimo, aprovechó su discurso para solicitar al Gobierno mejoras necesarias para seguir cumpliendo con sus funciones en un momento muy delicado, para lo que, consideró, "necesitamos que las patrulleras de altura tengan tripulaciones fijas" y una preparación específica en una academia para los guardias que van a ser destinados a estas dotaciones. Zoido recogió el guante con torería. "Tomamos buena nota en esas mejoras de medios que solicitan y vamos a ponernos manos a la obra".

Desde aquel 1992 en que comenzó a funcionar el Servicio Marítimo han sido muchas las intervenciones en que han participado sus hombres. Porque no se le puede poner puertas al mar y entre sus olas también se cometen delitos, también hay agresiones al medio ambiente, contra el patrimonio cultural, también operan las mafias que trafican con seres humanos y humanos que trafican con todo tipo de sustancias prohibidas y que dañan tanto las arcas públicas como la salud de los ciudadanos. En Cádiz, la frontera sur de Europa, la vida es difícil para la Guardia Civil. El ministro lo sabe. "La Guardia Civil tiene medios pero sobre todo tiene personas que son capaces de actuar en el medio acuático y subacuático, agentes capaces de jugarse la vida por salvar las de otros".

Recordó Zoido la primera misión internacional del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, cuando allá por 1993 tuvo que patrullar el Danubio entre Bulgaria y Rumanía en el dispositivo conjunto organizado por el bloqueo a la antigua Yugoslavia durante la Guerra de los Balcanes. "Desde entonces -recordó- el Servicio Marítimo ha sido un referente en materia de inmigración ilegal. El pasado año la Guardia Civil rescató a 14.600 inmigrantes que fueron engañados por las mafias que trafican con seres humanos. Por todo ello, estamos hablando de un servicio indispensable para la Guardia Civil".

El Servicio Marítimo de la Guardia Civil cuenta actualmente con 24 servicios provinciales, dos grupos -en Cádiz y Las Palmas- y más de 1.100 efectivos, así como el cuerpo de Actividades Subacuáticas, que ejerce un "trabajo destacado", recordó el ministro.

Zoido, que llegó a la capital de la provincia tras pasar por La Línea de la Concepción, el foco más caliente en la lucha antidroga del país en estos momentos, piropeó la tarea del Servicio Marítimo y de la Policía Nacional, "que hacen un trabajo encomiable en todo el Campo de Gibraltar".

Antes de que el titular de la cartera de Interior tomara la palabra ante los asistentes en el muelle gaditano, el coronel Salom recordó cómo se fundó la unidad de la que se cumplen 25 años de vida. "Coincidió con el despliegue que se realizó para los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla. Hay que decir que fue un reto histórico para la Guardia Civil, que ya hacía labores de vigilancia con las falúas del servicio fiscal que heredaron del cuerpo de carabineros. Pero fue en ese año 1992 cuando nace lo que podríamos llamar la Policía del Mar".

Pronto se vieron los buenos resultados que dio el Servicio Marítimo en misiones como la del Danubio, anteriormente citada. También recordó el coronel Salom hechos históricos, como la crisis de los cayucos. "Habéis hecho historia -le dijo a sus hombres-, historia con letra minúscula, pero la habéis hecho".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios