San Roque

El detenido por los crímenes de Sotogrande dice que su pareja y él planearon suicidarse

  • El arrestado está acusado de dos delitos de asesinato en el marco de violencia machista, lo que indica que los investigadores no dan de momento credibilidad a su versión.

El hombre belga detenido por matar presuntamente a su compañera sentimental, de 51 años, y a la hija de ésta, de 9, en un chalé de la urbanización Sotogrande (Cádiz) ha explicado que su pareja y él se concertaron para quitarse la vida por problemas económicos, según fuentes próximas al caso. El detenido, Tony J. y L., nacido hace 53 años en Bélgica, continúa en dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, cuyos agentes tratan de comprobar la verosimilitud de la versión que ha dado, y por el momento sigue acusado de dos delitos de asesinato en el marco de violencia machista.

El hombre, su actual pareja y la hija de ésta, todos ellos de nacionalidad belga, llevaban diez meses residiendo en Sotogrande. Los cadáveres fueron descubiertos sobre las 09:40 del miércoles, cuando el casero de la vivienda que tenían arrendada, ubicada en la calle Daimiel, acudió a recoger las llaves de la casa, que iban a entregar ese mismo día. La niña fue hallada con síntomas de haber sido asfixiada y su madre con varias heridas de arma blanca, según fuentes de la investigación. Poco después el hombre fue localizado deambulando por las calles con varios cortes, alguno de ellos en el cuello.

El hombre fue entonces detenido y conducido a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, desde donde, previsiblemente el viernes será puesto a disposición del juzgado de instrucción número 2 de San Roque, que ha decretado el secreto de las investigaciones. Los cadáveres fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Cádiz sobre las dos de la madrugada, una vez que un equipo de especialistas en recogida de pruebas de la Guardia Civil desplazados desde Madrid inspeccionase la vivienda.

El fiscal de violencia de género de Algeciras ha estado presente en todas las diligencias desde el mismo momento del levantamiento del cadáver, porque "de momento" el caso se ve bajo esa hipótesis, según fuentes próximas al caso. De hecho, el detenido está acusado de dos delitos de asesinato en el marco de violencia machista, lo que, según las fuentes, indica que los investigadores no dan de momento credibilidad a la versión ofrecida por el supuesto homicida, según la cual su pareja y él se concertaron para provocar la muerte de la pequeña y suicidarse ambos después, un plan que no completaron porque "algo salió mal". Las fuentes indican que los agentes están "en plena investigación" para esclarecer las circunstancias de la muerte de la mujer y de su hija.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios