Provincia de Cádiz

Las doradas no disponen de suficiente comida, dicen ex trabajadores de la empresa

  • La Junta vigila desde la semana pasada la situación de los peces en la piscifactoría de La Isla

Las 100.000 doradas de la piscifactoría ubicada en terrenos de la antigua salina La Leocadia, en San Fernando, que estuvieron en peligro por falta de alimento y oxígeno, no están recibiendo la cantidad de pienso que necesitan, afirmó ayer Carlos Peci, ex trabajador de la empresa. Peci alertó el mes pasado a la Junta de Andalucía y al Seprona sobre las deficiencias que había en la piscifactoría y la repercusión que estaban teniendo y podían tener para los peces. Tras una inspección y una advertencia a la empresa, las doradas recibieron oxígeno y comida.

Pero a la piscifactoría no ha llegado suficiente pienso para mantener a los peces correctamente alimentados, aseguró Carlos Peci, que fue jefe de producción de la empresa. Según sus cálculos, la comida no llega ahora a más del 60% de las doradas que albergan las balsas de la granja acuícola.

Técnicos de la inspección pesquera comprobaron el pasado jueves en la piscifactoría que las 100.000 doradas ya disponían de pienso y medios para sobrevivir. Al menos por un tiempo. La Junta de Andalucía aseguró que los inspectores acudirían de nuevo el pasado viernes a las instalaciones para controlar que todo funcionase correctamente. También anunció la Junta que permanecería vigilante.

La empresa propietaria de la piscifactoría reaccionó ante el plazo de 24 horas que la semana pasada le dio la Delegación Territorial de Agricultura y Pesca para solventar los problemas detectados por los inspectores, que el pasado marzo ya intervinieron en esa granja por las carencias que sufrían los peces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios