Provincia de Cádiz

La factoría de Puerto Real ultima su proyecto para Dong Energy

Casi al mismo tiempo que Navantia confirmaba la construcción de los cuatro petroleros, la empresa Dragados Offshore anunciaba la firma de un nuevo contrato que supuso su debut en el sector de las eólicas.

La dirección de la empresa anunciaba el acuerdo con nuevo cliente, una compañía de origen danés, Dong Energy. El proyecto, bautizado como Hornsea 1 consistía en la fabricación completa en las instalaciones gaditanas de cuatro jackets (estructuras de soporte), de las que tres serán plataformas de subestación eléctrica para conversión a alta tensión y una cuarta que hará de reactancia para limitar las pérdidas de transmisión.

Con este compromiso, en el que aún trabaja la plantilla de Dragados Offshore de Puerto Real, la planta gaditana trabajaba para un proyecto de energía eólica para un campo offshore (estructuras marinas) con 240 turbinas que serán capaz de producir 1,2 gigavatios (GW) de potencia.

En el caso de los trabajos que se iniciarán en el primer semestre de 2019, se calcula que la estructura, cuya construcción se abordará en colaboración con Siemens, suministrará suficiente electricidad para cubrir el consumo de un millón de hogares alemanes.

El proyecto para la danesa Dong Energy ha conllevado, como ha ocurrido en otras ocasiones, la ingeniería, las compras, la fabricación y el montaje, así como el traslado, al igual que ahora ocurrirá con el trabajo de la plataforma de conversión HVDC. En principio calculó que las cuatro subestaciones para el parque Hornsea 1 generaría unas 600.000 horas directas de trabajo para la planta Puerto Real. Los trabajos se iniciaron al poco tiempo de trascender la noticia del contrato y el plazo previsto para su entrega finaliza en torno a marzo del año que viene. Durante esos casi dos años de actividad, se llegó a estimar una empleabilidad media de 250 operarios (sin contar ingeniería u oficinas).

Pero la sucesión de contratos en la planta de Puerto Real ha sido continua prácticamente desde hace una década. Echando la vista atrás, el más reciente, antes del proyecto para Dong Energy, se anunció en octubre de 2015, un contrato para Statoil para la construcción de una plataforma de 7.500 toneladas, el Johan Sverdrup, que deberá estar acabado también el año que viene. En noviembre de 2013 se firmó el proyecto Vega Pleyade, 3.300 toneladas para Total Argentina. En enero de ese mismo año , se firmaba la estructura más potente levantada en esta planta en los últimos años , la plataforma Mariner, también para Statoil, que supuso un verdadero hito: 22.400 toneladas. El año 2011 quedó marcado por dos contratos para la compañía ConocoPhillips; el Ekofisk, de 11.000 toneladas; y el Eldfisk, de 14.000. Y en abril de 2010, el proyecto Jasmine, que incluía dos módulos de 10.000 toneladas cada uno para la empresa ConocoPhillips

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios