Provincia de Cádiz

El 30% de los gaditanos dice que no a la donación de órganos de un familiar

  • Junto al descenso de los accidentes de tráfico, es la causa de que las donaciones en la provincia se mantenga diez puntos por debajo de la media nacional · Los responsables de trasplantes recuerdan la importancia del 'sí' para poder salvar vidas

El 'sí' de los familiares en un momento tan difícil como es la muerte de un ser querido es fundamental para salvar vidas. De su decisión, que es la que cuenta en el momento crucial, depende que los órganos del fallecido puedan dar esperanza a quien espera un trasplante.

Sin embargo, en lo que va de año, la tasa de negativa en la provincia de Cádiz es de un 30%. Esto es, en tres de cada diez casos en los que es posible realizar una donación, la familia no opta por esta posibilidad. Una cifra que se ha incrementado en estos nueve meses, pues el año pasado fue de un 23% según datos de la Coordinación Sectorial de Trasplantes.

En cuanto al número de donaciones registradas en la provincia, en 2007 fueron un total de 23. Un dato que previsiblemente se superará este año ya que de enero a septiembre de 2008 se han registrado 22 donantes de órganos. A pesar de ello, como reconoció el coordinador de trasplantes del Hospital Puerta del Mar, Ángel Sánchez, la cifra no cubre las expectativas.

Los datos de la provincia no son malos pues, con todo, están en el nivel de la media de países como la vecina Francia. Pero sí se mantienen muy por debajo del techo nacional. No hay que olvidar que a pesar de ser mucho más pequeño y tener mucho menos habitantes, España es el primer país donante del mundo. Tiene una tasa de donación actual que ronda los 34 donantes por millón de habitantes (Cádiz está entre los 20 y los 25). Es más, de las 21.000 donaciones que se realizan en el mundo cada año España aporta unas 1.550, así, uno de cada 15 donantes. De otro lado, la tasa media de negativa es este caso se reduce al 17% (en Cádiz del 23% el año pasado y del 30 en lo que va de 2008).

Lo que hace que los datos de la provincia no sean mejores, además de la aún alta tasa de negativa a la donación, también es el afortunado descenso de los accidentes de tráfico. Esto cuando Cádiz, como apunta Sánchez, registraba una elevada cifra de fallecimiento por esta causa. Una realidad esta última que se reproduce en el resto de España y que se traduce de igual modo en que cada vez sea mayor la edad del donante, estando en una media de entre 55 años. Mientras antes, en el año 92, un 40% de los donantes españoles eran fallecidos en la carretera, en la actualidad la causa más común de muerte es la hemorragia cerebral y las defunciones en accidente de tráfico se reducen al 10%.

Por todo esto, para la Coordinación de Trasplantes de Cádiz el objetivo es seguir trabajando para aumentar el número de donantes. El muro más alto que deben saltar, como ha quedado claro y saben los médicos que se dedican a los trasplantes, es la negativa familiar.

Para Ángel Sánchez parte del problema, aunque señala que es complejo e inciden diversos factores, está en que es una cuestión de la que no se habla: "ocasiona temor hablar de estas cosas y muchas veces cuando la familia desconoce cuál es la voluntad del fallecido, ante la duda, puede que diga que no".

La dispersión geográfica de la provincia tampoco favorece el proceso. Como analiza el coordinador sectorial, el hecho de que sólo un 10% de la población esté cercana al que es hospital de referencia, el de Cádiz, hace que para los familiares se den una serie de complicaciones en el momento de la muerte que les dificulta la decisión en positivo.

Tanto en la provincia como en el resto de España va a ser preciso buscar nuevas formas de optimizar la consecución de donantes. Para ello habrá que mejorar aún más las infraestructuras, la coordinación y la detección de posibles donantes. También será necesario seguir concienciando a la población. De hecho, es la parte más importante. Por muy bien que los médicos y enfermeras lleguen a hacer su trabajo un buen resultado no es posible sin solidaridad. Como dijo la semana José Ignacio Sánchez Miret, coordinador de trasplantes de Aragón, lo que hay que transmitir es que "cuando todo se acaba queda la opción de dar a nuestra pérdida un sentido".

22

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios