Provincia de Cádiz

Los días sin muertes ni heridos en la carretera se duplican en un solo año

  • Tráfico contabiliza 32 jornadas sin víctimas en la provincia durante 2009, el primer año que se cierra por debajo de los mil accidentes y con un 25% menos de fallecimientos y heridos graves

La siniestralidad desciende de forma acelerada en la provincia. Las carreteras gaditanas registraron en 2009 un 8,3% menos de accidentes de tráfico con víctimas, lo que permitió que por primera vez en la estadística reciente, el balance anual se cerrara por debajo del millar de incidencias. Fueron 971 y, como es habitual, la mayoría se produjo en los meses de verano, la época de mayor circulación junto a las vacaciones de Navidad.

El resultado es notablemente positivo, sobre todo porque viene precedido de un 2008 sobresaliente en el que la accidentalidad al volante disminuyó por encima del 30%, según destacó el jefe provincial de Tráfico de Cádiz, Luis Javier Herrero. "Parecía difícil mejorar los datos de 2008, pero ha sido posible", apuntó el responsable provincial, que concluye que el balance "es bueno, muy bueno y también muy esperanzador porque demuestra que si nos empeñamos, podemos bajar las cifras entre todos".

El dato más positivo, sin duda, es la reducción de los fallecimientos y los heridos graves sobre el asfalto. Los muertos durante 2009 fueron 33, "todavía muchos en una provincia como Cádiz", remarca Herrero, pero suponen nueve menos que el año anterior (42). La misma evolución han seguido los graves, que han pasado de 283 a 211, una cifra muy significativa porque refleja que los siniestros no sólo son menos en número, sino también en virulencia.

Entre ambos, la disminución interanual es muy pronunciada, un 25%, y muy destacada si se compara con el balance nacional, ya que el descenso en el conjunto de España ha sido del 13%, según los datos presentados el pasado sábado por el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el director general de Tráfico, Pere Navarro.

La estadística provincial arroja otro dato relevante y muy elocuente en esta mejora de los niveles de siniestralidad: el número de días sin víctimas. Es un apartado poco destacado hasta ahora porque resultaba complicado encontrar casillas en blanco en las tablas de la DGT. De las 365 jornadas de 2008, sólo 17 transcurrieron sin muertes ni heridos al volante. El año pasado fueron 32, prácticamente el doble. Visto en el conjunto del año, equivale a todo un mes de los doce sin percances con víctimas. Pero, además, de estos 32, ocho ni siquiera registraron accidentes, lo que resulta todo un logro en una provincia que todavía acumula una treintena de puntos negros, la mayoría concentrados en las carreteras A-7 (a su paso por el Campo de Gibraltar) y N-340 (en el tramo restante no desdoblado entre Vejer y Algeciras).

Los meses con mayor incidencia fueron junio y julio, en los que se concentraron 218 de los 971 accidentes. Aunque esta acumulación estival es frecuente, no es la pauta sistemática año tras año, ya que, por ejemplo, en 2008, el mes de mayor siniestralidad también fue julio, pero le siguió marzo, por la coincidencia con la festividad de la Semana Santa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios