Crítica de Cine

Asuntos de familia

Josiane Balasko, en la película.

Josiane Balasko, en la película.

Vuelta a casa de mi madreHHHHH

Comedia dramática, Francia, 2016, 96 min. Dirección:Eric Lavaine. Guion: Héctor Cabello Reyes, Eric Lavaine. Fotografía: François Hernández. Intérpretes: Josiane Balasko, Alexandra Lamy, Mathilde Seigner.

Cuando se propone triunfar en la taquilla, como al parecer ha sido el caso local de esta Vuelta a casa de mi madre, el cine francés no tiene nada que envidiarle a las peores películas españolas, europeas o norteamericanas de la temporada.

Situada en un indefinido lugar entre la comedia y el drama, la cinta de Eric Lavaine (Barbacoa de amigos) asume cierta condición teatral para poner a pelear amablemente a una hija divorciada y en paro (Alexandra Lamy) y a su impetuosa y parlanchina madre (Balasko, tal vez lo único salvable de la función) cuando la primera ha de volver temporalmente a la casa familiar mientras arregla los desajustes de su vida.

Da la sensación de que Lavaine no sabe muy bien qué hacer con estos trillados materiales familiares, demasiado atados y contenidos para desencadenar el enredo, el tono de farsa y el ritmo de la comedia, y demasiado coloridos y ligeros cuando llega el momento de ponerlos encima de la mesa con cierta voluntad de catarsis colectiva.

Rodada en modo plano y televisivo, Vuelta a casa de mi madre nace ya muerta como producto de otros tiempos, vodevil de ritmo cansino, intérpretes desinflados y diálogos sin chispa que no alcanzamos a ver en la cumbre de la taquilla salvo por extraños misterios que se nos escapan por completo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios