VI Tío Pepe Festival Carlos Baute se enamoró de Jerez

  • El venezolano interpretó dos canciones junto a su pareja artística Marta Sánchez, la artista invitada al concierto

Carlos Baute y Marta Sánchez interpretan uno de los temas que tienen juntos. Carlos Baute y Marta Sánchez interpretan uno de los temas que tienen juntos.

Carlos Baute y Marta Sánchez interpretan uno de los temas que tienen juntos. / Manuel Aranda

In crescendo. Así podría definirse el concierto que protagonizó el venezolano -casi español- Carlos Baute en el VI Tío Pepe Festival durante la noche de este pasado lunes 12 de agosto, ante un Patio de la Tonelería que, a pesar de no estar abarrotado, fue adquiriendo relevancia a medida que el cantante iba subiendo de revoluciones. Tampoco faltó la presencia venezolana en el concierto. En la grada del fondo se podía divisar una bandera del país con varias fans que no quisieron perderse el espectáculo de su compatriota.

Baute llegaba a Jerez para presentar su nuevo álbum 'De amor y dolor', el undécimo disco del artista. En tres pases en los que el venezolano apenas se ausentó del escenario un minuto, Carlos Baute expuso sobre él mismo la diversidad que presenta su nuevo disco en el que se combina la balada romántica, la bachata y el pop junto con el estilo urbano que tanto está haciendo sonar al cantante en los últimos tiempos.

Con tres canciones seguidas y conocidas de sobra por sus fans -'Perdimos el control', 'En el buzón de tu corazón' y 'Perdido'- Carlos Baute arrancaba su propio espectáculo con el ritmo latino que siempre le ha caracterizado. Y, a diferencia de otros artistas que llegaban al escenario por el lateral del mismo, Carlos apareció por lo que se presuponía que era una puerta entre una gran pantalla y que daba directamente a una tarima superior al propio escenario, donde el cantautor subía y bajaba continuamente.

Jerez fue protagonista en las palabras de Carlos durante su primera intervención de oratoria. Y, aunque tuvo que hacer un pequeño alto en sus palabras debido a que una fan se acercó al escenario para entregarle un regalo -el cuál el artista recibió con mucho gusto-, Baute quiso hacer un guiño a la ciudad y sus bodegas. "Es un honor para mí cantar en una bodega tan importante como ésta y en una ciudad tan bonita como Jerez", declaraba. El venezolano reconocía que a le encantaban los caballos y "en esta tierra hay caballos preciosos". Por supuesto, también hizo mención a los vinos de la tierra: "Mañana seguiré aquí en la ciudad y haré un tour por la bodega. Es fantástica", sentenció.

De esta forma continuó con su tónica habitual de canciones. Una tras otra. No tuvo especial protagonismo en el discurso de la palabra, pero sí que tomó mayor relevancia -como no podía ser de otra forma- la música y el baile. Carlos llegó acompañado, como lo hace habitualmente en todos sus conciertos, con dos parejas de bailarines que nutrían al artista de espectáculo. Una de las grandes bazas de Baute es el baile, su peculiar movimiento de cadera que tanto agrada a sus fans, y en este sentido se gustaba continuamente junto a sus acompañantes.

Antes de marcharse por primera vez para renovar el vestuario, sonó un tema que ahora cumple 10 años y que fue un gran éxito cuando se estrenó en 2009. Se trata de 'Te regalo'. Previamente el cantante había hecho mención en varias ocasiones a la mujer. Salió en defensa de todas ellas afirmando que "a las mujeres hay que quererlas, respetarlas y amarlas".

Al finalizar el tema y ausentarse unos segundos, en la gran pantalla apareció un vídeo que pocos o nadie esperaba. En este corto el cantante quiso recordar su tierra: Venezuela. Pero, sobre todo, reivindicar la libertad de ella. Mediante un narrador que relataba la problemática del país, el vídeo pedía el fin del totalitarismo en Venezuela y la paz entre sus habitantes. "Ojalá el ejército vuelva a estar con el pueblo y no con los totalitarios", concluía. Un relato que desató los aplausos en el Patio de la Tonelería durante un buen rato y que mostró un apoyo incondicional a todos los venezolanos que están sufriendo una situación insostenible en su tierra.

A medida que iban sucediéndose los temas, que se alternaban entre los más novedosos y los más añejos del cantante, el público se iba levantando de sus asientos e iba formando parte del espectáculo. Aunque lo más esperado por todos, y se palpaba en el ambiente, era la llegada de Marta Sánchez. La reconocida cantante llegaba como invitada al concierto de su amigo y pareja artística Carlos Baute y se presuponía el plato fuerte de la noche. Así fue de hecho cuando la artista madrileña pisó el escenario para formar una conjunción perfecta con el venezolano. La química entre ellos fue total y así lo transmitían a su público.

Para despedir, a las 23:00 horas, Marta Sánchez avisaba a la Tonelería que "vamos a cantar una canción que creo que os sabéis todos". Y no se equivocó. Como pueden presagiar, se trataba del gran éxito 'Colgando en tus manos'. Posiblemente la canción más esperada de la noche y con la que ambos cantantes quisieron despedirse de su público para poner fin así a una hora y media de concierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios