Cultura

'El Lago de los cisnes' devuelve el espíritu de Tchaikovsky al Villamarta

  • La compañía rusa presenta mañana en el coliseo jerezano una propuesta de corte tradicional

The Crown of Russian Ballet presenta mañana en el Teatro Villamarta 'El lago de los cisnes'. Dividida en tres actos, con música de Tchaikovsky, supone un recorrido por la danza clásica. La compañía rusa, dirigida por Anatoly Emelyanov, sumerge al espectador en un cuento de hadas cargado de lirismo y romanticismo.

'El lago de los cisnes' narra la historia de amor entre el Príncipe Sigrido y Odette, una bella joven convertida en cisne por un hechizo. Este encantamiento desaparecerá en el momento en que un joven se enamore de ella y le prometa fidelidad.

Esta relación se inicia cuando el Príncipe acude al lago por la noche y Sigfrido -a quien su madre la Reina le insta a elegir esposa- se enamora de Odette. Sin embargo, en el castillo real se celebra el gran baile para celebrar la mayoría de edad del Príncipe.

Por mor de los encantamientos, el vástago real confunde a Odette con Odile, a quien acaba escogiendo por esposa. El hechicero Rothbart y Odile se ríen de él. El genio de la maldad ha triunfado. A la orilla del lago llega Sigfrido para suplicar perdón a Odette, pero ella está destinada a morir. El hechicero mata, a su vez, al Príncipe en encarnizada lucha.

The Crown of Russian Ballet representa esta obra captando la esencia, la belleza de la historia y la armonía de la música de Tchaikovsky. Hay momentos en que las bailarinas que rodean a Odette parecen auténticos cisnes y el espectador cae rendido ante el embrujo de sus movimientos. Más de 30 artistas aparecen en escena en esta versión dirigida por el director artístico Anatoly Emelyanov.

'El lago de los cisnes' se ha convertido en sinónimo de gran ballet. Sin embargo, no deja de sorprender que en su tiempo fuera un fracaso en su estreno en el Teatro Bolshoi de Moscú en el año 1877. Y es que, cuando Tchaikovsky estrenó la obra, el público le dio la espalda. El éxito no le llegaría hasta 1895, cuando se representó con una nueva versión en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo, firmada por Marius Petisa y Lev Ivanov. Un éxito que desgraciadamente Tchaikovsky nunca llegaría a ver, pues había fallecido dos años antes.

La compañía The Crown of Russian Ballet fue fundada en 1997. En su elenco figuran bailarines de una gran experiencia y proyección que han pasado por los teatros más importantes de Rusia, así como por numerosas giras internacionales muy aclamadas por Inglaterra, Estados Unidos, Taiwán, Tailandia, Japón, Israel, México, Salvador, Guatemala, Costa Rica, Alemania y España.

El trabajo realizado por esta formación rusa tiene como objetivo la consolidación del repertorio clásico, sin dejar de lado la creación de otro moderno que resulte atractivo para el público actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios