Cultura

La Salacal reabre con 'Parece mentira pero puede ser verdad'

  • Juan Ángel González inaugura hoy en este espacio una muestra de sus obras

Una pareja de actores está a punto de besarse al más puro estilo Hollywood de los años 30. A ella se le nota que se muere por los huesos de él, y el chico sólo tiene ojos para ella. Junto a una mesa de centro de madera, en el interior de un salón, se ve cómo, a través de una de las ventanas, un ratón gigante se asoma a la estancia desde el exterior. Un hombre duerme la siesta en un sofá mientras en el cuadro que rige la sala, la muchacha que lo protagoniza, descansa también.

Todo esto no es una historia, son tres diferentes. Tan sólo un ejemplo de los cuadros de la exposición que Juan Ángel González de la Calle inaugura esta tarde, a las ocho, en la Salacal, que "abre de nuevo por vacaciones". Una colección de obras en la que la estética prima sobre la narrativa. Más que contar algo es visualizar algo que sorprenda. Esta mezcla de ideas conforma 'Parece mentira pero puede ser verdad'. Título que invita de por sí a acercarse de nuevo a este espacio en la ciudad para el arte.

El mito también es una herramienta de trabajo para el artista jerezano, "porque trato de transmitir la idea de fragilidad del mito, creado por la sociedad, porque ella misma es quien se lo come". Una serie que se entremezcla con la de los viajes de los masáis, dando vueltas por las montañas con Stalin o con los pingüinos en el hielo. "Es un poco el chispazo de representar una idea pero siempre persiguiendo una estética. Son discursos con sentido", cuenta el artista, que hace un homenaje a su madre con una postal de antaño, aquella de los besos, "que ella conservaba con mucho cariño, al igual que hago yo ahora. Es un reconocimiento a lo que ella sentía por estos actores, aunque yo lo exagero". "Expongo ahora -añade- porque en este momento he conseguido reunir varias piezas, de las más recientes, suficientes para hacer una exposición y porque hasta noviembre no tengo que enviar obras fuera, ya sea a Lisboa, la Feria de Santander, próximamente en ARCO, Helsinki...". Así se reabre la Salacal, que inicia un nuevo ciclo, con algo que no tiene nada que ver con la arquitectura.

De la Calle, cuyo trabajo es más conocido en el Norte y fuera de España, se siente encantado de seguir trabajando en su tierra. "Soy jerezano, me siento bien en casa, rodeado de mi familia y amigos. Esta exposición es para ellos y para quien quiera conocerla".

La Salacal regresa sin continuidad, sólo abrirá sus puertas cuando su propietario, el arquitecto Ramón González de la Peña, considere que lo que se va a exponer "es realmente interesante. Por eso hemos abierto este espacio a nuevas disciplinas artísticas". Así, las próximas muestras serán las de Malali Bachiller y Magdalena Murciano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios