Cultura

La 'jacksonmanía' avanza mientras su muerte sigue sin aclararse

  • La Policía de Los Ángeles que investiga el caso reconoce abiertamente que sólo baraja dos hipótesis sobre el fallecimiento: homicidio o sobredosis accidental

A dos semanas de la muerte de Michael Jackson, la fiebre por la música y el estilo del rey del pop resucita los días de gloria del ídolo de los 80, mientras la investigación sobre su deceso cerca a médicos sospechosos de haber sido cómplices de una supuesta adicción a los sedantes. La Policía californiana reconoció ayer que maneja dos hipótesis en torno a la muerte del cantante: homicidio o sobredosis

Joe Jackson, padre del rey del pop, cree que su hijo fue "víctima de un asesinato", según dijo en una entrevista al canal ABC, y agregó que no estaba al tanto de que su hijo sufriera dependencia a los medicamentos.

"Yo ni sabía el nombre" de los fármacos que tomaba Michael, explicó Joe Jackson, de 79 años. "Estos medicamentos estaban destinados a ayudarlo a dormir. Pero nunca se despertó. Michael murió en el sueño".

Mientras se desconoce el destino final de los restos de Jackson, sitios especializados en los famosos afirman que el músico se fue a la tumba con su guante blanco de lentejuelas, que puso de moda a finales de los 80 y que amenaza con convertirse en el nuevo accesorio en las calles.

En América Latina y Europa, los discos más emblemáticos de Jackson son los más vendidos, y en el mercado estadounidense se vendieron 800.000 copias de sus álbumes, duplicando la cifra de la semana anterior, con el 18% de estas compras hechas en formatos digitales.

Los productores del musical británico Thriller Live anunciaron que llevarán de gira su show homenaje a finales de julio por Barcelona, París y Amsterdam, además de varias ciudades estadounidenses, informó Variety.

Pero mientras, en Los Ángeles crece la espiral de testimonios sobre la supuesta adicción a barbitúricos de Jackson. Además la investigación sobre las causas que detuvieron su corazón puso en el punto de mira a un grupo de médicos que le habrían facilitado recetas para adquirir sedantes.

El jefe de la policía de Los Ángeles, William Bratton, dijo a CNN que "siguen esperando la corroboración del instituto forense sobre la causa de la muerte" del cantante: Todo dependerá de los exámenes toxicológicos y basándonos en eso vamos a tener una idea: ¿Estamos tratando con un homicidio, una sobredosis accidental o con otra cosa", apuntó Bratton sin dar más precisiones y confirmando que hay una investigación en curso sobre la muerte del cantante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios