Cultura

Con los pies en la tierra de la poesía

  • El poeta jerezano Manuel Montero presenta en la Fundación Caballero Bonald su primer libro de poemas, arropado por el autor Ricardo Rodríguez y la actuación musical de Raúl Guerrero

Los años dotaron de empaque a un conjunto de notas redactadas a lo largo del tiempo, olvidadas quizás en algún cajón de la memoria, de un despacho cualquiera, que reposaban ahí, sin hacerles mucho caso, a la espera de una oportunidad. Una suerte en forma de libro que por fin llegó y que ayer se presentó en la Fundación Caballero Bonald. Con los pies en la tierra, editado por Canto y Cuento, es el nombre de la criatura y su padre, Manuel Montero, que estuvo acompañado en la mesa por el también poeta Ricardo Rodríguez, con la actuación musical de Raúl Guerrero.

"Hace unos cuatro años, desde la Fundación me animaron a apuntarme a unos talleres de escritura, a mantener cierta relación con la poesía de forma más cercana. Me atreví entonces a enseñar las cosas que iba haciendo. A partir de aquí creamos la asociación 'Argónida', un grupo de gente en el que en cierto modo empezamos a desnudarnos en la parte lírica que cada uno tenía dentro, a darle forma", cuenta Montero. "Esto -añade- es lo que ha provocado que le dé cierta seriedad a lo que estaba escribiendo, con el filtro, claro, de los escritores Pepa Parra, Ricardo Rodríguez, José Mateos... que me han animado a publicar".

Una obra que nace, sobre todo, de la necesidad de contar, desde la experiencia del compromiso social y político del propio escritor, o aspectos de la geografía humana como el amor, el hastío, el aburrimiento, la desesperanza, el proyecto, la ilusión, la naturaleza, el mar. Y como una especie de refugio donde encontrar algo de amparo, donde descubrir a modo de búsqueda el sentido de las cosas y de la vida, "porque encuentro en la poesía ese temblor que es lo que me lleva a escribir y a darle forma a Con los pies en la tierra".

Es la primera vez que Manuel publica en solitario. Ya lo ha hecho en publicaciones colectivas junto a 'Argónida'. Y en narrativa tiene algunos ensayos literarios que están también, por ahora, guardados en el cajón. Además, es colaborador en tribunas de opinión en ciertos medios, como este Diario.

Y a la pregunta de ¿tiene ahora la poesía más lectores que antes? El autor responde a través de su "experiencia desde Jerez, donde es un orgullo tener a la Fundación Caballero Bonald, que es el centro cultural de la ciudad en el ámbito literario, con diferencia, algo que hay que mantener. Y sí, creo que se está impulsando la poesía cada vez más. Precisamente, en momentos de crisis la poesía funciona como refugio, un lugar al que se llega huyendo de la realidad, pero también es un espacio desde el que arrancar a modo de esperanza, de proyectar la ilusión".

¿Y por qué Con los pies en la tierra, cuando la poesía te hace volar?. "Porque todo lo que escribía jugaba con lo evidente, con lo real, y en muchos casos ironizando sobre lo irrelevante de las cosas cotidianas. Es en ese juego donde hago abstracciones. Siempre llegaba al hecho concreto ridiculizándolo o a una especie de toma de conciencia de que lo real no es tan así, que hay una segunda parte donde se esconden las cosas pero que está en la misma vida cotidiana".

Y está la ilusión de segundas partes, nuevas publicaciones, el gusanillo de escribir y que los poemas vean la luz de los ojos de lector. "Sí, ojalá", desea el autor, lector, aunque respetando a los clásicos, de autores actuales, incluso locales, como, Raúl Guerrero, Raquel Lanseros, Ricardo Rodríguez, Francisco Bejarano, José Mateos, Alfonso Sánchez Ferrajón... Y fuera de nuestras fronteras están Josep María Rodríguez, Andrés Neuman, Joan Margarit...

Montero aprovechó la ocasión para felicitar a José Manuel Caballero Bonald por su reciente Premio Cervantes, "y es verdad que le tocaba ya. Se han equivocado al hacerle esperar tanto. Jerez tiene el orgullo de que Bonald sea una persona de la ciudad a la que ha maltratado bien desde su visión cultural, cariñosamente. Ha decidido volver a su tierra y poner en valor toda su literatura desde sus raíces. Su obra es incomparable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios