Análisis

Manuel Moure

Acción de gracias

No, ni mucho menos. No se trata de la americanada con la que nos darán la lata de aquí a que llegue el cuarto jueves de noviembre. Esta acción de gracias carece de pavo asado y rellenos imposibles, se basa simplemente en la esencia, en el alma de la expresión: rendir agradecimiento. Y debo dar las gracias a la comisaría de Jerez, con su comisario al frente, por haberme distinguido en la celebración de su día grande, el Día de los Ángeles Custodios, el Día de la Policía, de nuestra policía. La misma que vela por nuestra seguridad, la que sostiene la legalidad en territorios comanches en ciernes como es la Cataluña que ansía el vil Torra, la de los profesionales que se juegan la vida por los demás. Siempre, absolutamente siempre, habrá una diferencia entre el político y los que se juegan el pellejo: los segundos jamás harán alarde de ello y sólo lo citarán, casi de pasada, en sus días grandes. Porque en ello les va el oficio, la esencia del servicio... Y si esos profesionales un día te premian, pues no puedes menos que rendir acción de gracias. Tal como hago ahora. A ustedes, señores.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios