Una hermandad solicita alimentos por la crisis alimentaria que se está padeciendo en Jerez. El nuevo responsable de Cáritas dice que se ha duplicado el número de hogares solicitantes de ayudas alimenticias. En Madrid se ha triplicado. Recuerdo la Campaña "Alimentos" que desde el Instituto Coloma organizó el sacerdote Ruiz de Azúa, secretario del Obispo Cirarda, por los años 64-65. Movilizamos decenas de camiones, llenos de estudiantes recogiendo alimentos para los pobres. ¿Tantos años y los mismos problemas agudizados? Cantaba Carlos Cano: "¿Qué es lo que pasa? ¿Qué es lo que pasa aquí? Hay que avanzar, hay que avanzar. "Es obra de misericordia dar de comer al hambriento. Sí, pero hay que remover las estructuras que impiden salir de tanta pobreza endémica. He repasado algunas coronas de vírgenes de Jerez: Desde la del Carmen a barrios populares. El precio del oro a 50-60 € gr. de 18 quilates: tres Kg; tres y medio; diez Kg, 102 brillantes; 70 perlas cultivadas… ¿Se necesita tanta corona, para el reconocimiento de los grandes méritos de María, mujer sufriente, conocedora del deseo de Yahvé en la visita a su prima Isabel? En 1575 se declaró la epidemia de la peste en Milán. El Arzobispo Carlos Borromeo, visitaba, pedía limosnas, alimentaba, vendió lo valioso que tenía, ¡hasta las cortinas de palacio! Lo peor queda por venir: la crisis.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios